Heroínas urbanas

No sé si decir que Shakira ha tenido un poco la culpa, o si simplemente se ha subido al carro de la moda de las heroínas y las criaturas con fantásticos poderes, que están más de moda que nunca gracias a la archiconocidísima saga de Crepúsculo.

A mí me gusta más el prototipo de Catwoman, me resulta más urbanita

Y ahora es la revista Vogue la nos muestra un abanico de heroínas urbanas poderosas, con carácter, de aires manga y rollo ochentero.

Las botas infinitas, un must de la temporada. Y no puedo negar que siento una cierta e inevitable debilidad por los antifaces de encaje. Bueno, y por las pelucas de colores. Me recuerdan a Natalie Portman en Closer…

Pero volvamos a las heroínas urbanitas de Vogue…

Me gustan los ochenta, me parecen divertidos, ¡pero no soporto las hombreras! Me da exactamente igual que estén muy de moda. Y que no me vengan con el cuento de la silueta femenina, que por mucho que intenten convencernos jamás me creeré que ninguna mujer pueda sentirse sexy con algo parecido a una equipación de rugby. Las hombreras tienen que ser como el buen maquillaje, que parezca que ni las llevas, ni las necesitas.

El escaparate del “pajarito”

Paseando por Madrid, en algún punto entre la calle Fuencarral y la Plaza del Dos de Mayo, me encontré con esta tienda, cuyo umbral-escaparate me resultó de lo más curioso.

Medio maniquí, cual parteneire de mago tras un truco fallido, que ha visto sustituído su tronco por una jaula rosa, con un pequeño habitante y una nota.

En su interior, saluda sonriente Ken, el eterno novio guaperas de Barbie, ataviado sólo con unos ajustados pantalones, y colgada de la jaula una notita con el ruego de “no alimenten al pajarito”. Y de fondo, un arco iris de leggins, prenda imprescindible de la temporada.

Los zapatos de Charlotte Olympia te harán pisar como una diva…

…sacada de los años dorados del cine Hollywoodiense, porque precisamente en ellos es en los que encuentran su inspiración.

Cada una de estas joyas de plataforma vertiginosa y tacón infinito está hecha a mano, y encontrarás la seña de identidad de la marca si miras en la suela: una telaraña dorada.


Así que, si no tienes claro que quieras gastarte tus ahorros en otro vestido para Nochevieja, actualiza tu fondo de armario invirtiendo en unos buenos zapatos con los que, además de ganar diez centímetros de altura, dejes una huella imborrable. Te dejo con algunas sugerencias de Charlotte Olympia

Sigue leyendo “Los zapatos de Charlotte Olympia te harán pisar como una diva…”

Dos caprichos de Desigual Otoño-Invierno

Como ya he dicho alguna vez, Desigual de “desigual” tiene poco, al menos en lo que a unas temporadas respecto a las anteriores se refiere. Siempre es un poco más de lo mismo, pero no por ello voy a dejar de permitirme la diversión de encontrar un par de caprichos que me llamen la atención.

Abrigo de Desigual

El primero es este abrigo, muy parecido al que me puso los dientes largos la pasada temporada, que aunque es un poco menos glamouroso resulta quizá algo menos cargante al llevar texto en lugar de fotografías. Me vuelven loca los botones en pedrería de colores. Su precio es de 189 €.

d2

Y el otro es este bolso. No puedo evitarlo, me encantan los bolsos grandes. Será por el “complejo de caracol”, por aquello de que entre el portátil, el megamonedero, un libro y el “neceser de emergencia” voy siempre con la casa a cuestas, y los bolsitos pequeños y carteritas de mano son una extravagancia que tan sólo en ocasiones contadas me puedo permitir. Para llevar colgado del brazo este práctico bolso cuadrado de asas cortas hay que desembolsar 79 €.

Y aquí te dejo con las fotos ampliadas de mis dos caprichos, y un par de cosas más que me llamaron la atención.