¡Quiero una silla cocodrilo!

Puede que no sea ninguna novedad, pero me he topado con esto en Vogue UK, y he pensado que quedaría perfecto en mi salón imaginario, justo al lado del sofá Marshmallow

Lo malo es que ha sido verlo e inmediatamente ha empezado a resonar en mi cabeza aquella canción de Hombres G, Has sido tú, la que me dio el mordisco, has sido tú, chica-cocodrilo…, y ahora no puedo dejar de tararearla.

Para las menos salvajes, la silla Alligator chair diseñada por los hermanos Campana está disponible también en versión “ositos adorables”, tiburones y delfines, y en versión “arca de Noé” (es decir, con muchos animalitos distintos), todas a un precio escandalosamente irracional, justificado únicamente por lo absurdo del capricho. Leer Más