Los 5 Mandamientos para unas rebajas hilarantes

Pelea rebajas

No importa que tu escasa nómina mileurista no te permita demasiados alardes de fashionismo durante estas rebajas de enero, porque aplicando religiosamente los Mandamientos de este breve pero intenso catecismo obtendrás casi la misma diversión yendo de compras que si tuvieras una Master Card Platinum con el sueldo de todo un año para gastar. Bueno, en realidad no, pero lo cierto es que al menos te echarás unas risas. Este post no versa sobre el arte de comprar más con menos, sino de esas pequeñas fanfarronadas, pullas e incordios con los que harás un poco más complicada la vida de alguna de tus competidoras en la vertiginosa carrera en pos de la ganga perfecta. Y de paso, por qué no, también podrás fastidiar un rato a alguna que otra dependienta.

Antes de nada hay que esclarecer ciertas premisas, como el hecho de que aunque no lo parezca, tú no vas a comprar, sino solo a divertirte. Si en mitad de tu misión te dejas tentar por alguna oferta, perderás el desapego que te da la indiferencia, y puede que, si se tercia, llegues a las manos por culpa de un abrigo con el 65% de descuento. Y lo que queremos no es eso, sino echar unas risas a costa de las compradictas compulsivas. Una vez aclarado este detalle tan importante, paso sin más dilación a enumerar las cinco directrices que te garantizarán diversión y entretenimiento aunque no tengas mucho presupuesto para gastar.  Sigue leyendo “Los 5 Mandamientos para unas rebajas hilarantes”

Rebajas 2012: Esos sospechosos abrigos de Blanco…

Rebajas Blanco invierno 2012

Mi fobia a las masas y mi creciente afición a las compras online son las culpables de que este año aún no haya puesto un pie en las rebajas. Puede que rebuscar entre supuestas gangas amontonadas o perseguir a esa mujerzuela que acaba de llevarse el último vestido de tu talla para ver si cambia de opinión y lo suelta, tengan su indudable encanto, no lo niego. Pero yo debo de estar aburguesándome demasiado, porque cada vez que hago click para pagar mi carrito de la compra en cualquier tienda online, no puedo puedo evitar murmurar para mí misma eso de Feel like a sir!

Comprar en internet tiene muchas ventajas, sobre todo si ya sabes perfectamente que los vaqueros de tal marca suelen ser más grandes y necesitas menos talla, o que la talla S de tal sitio equivale a la XS de tal otro. Además, siempre he soñado con tener un chófer que me llevara de compras y se encargara de portear todas las bolsas, y el hecho de que con un click me traigan la compra a casa es el equivalente más parecido que mi bolsillo se puede permitir. Teniendo en cuenta que la mayoría de las marcas distribuyen desde Madrid, vivir en la capital se convierte en una ventaja que acorta considerablemente la tardanza a la hora del reparto, y cada vez son más las tiendas que no solo no te cobran gastos de envío, sino que se esfuerzan porque devolver la compra en caso de insatisfacción sea lo más fácil posible.  Sigue leyendo “Rebajas 2012: Esos sospechosos abrigos de Blanco…”