5 trucos de maquillaje con una tarjeta de crédito

Trucos tarjeta de crédito

Vale, ya lo sé: el truco de maquillaje más evidente que podemos hacer con una tarjeta de crédito es el de irnos de compras. Aunque no compremos necesariamente productos de belleza, en general cualquier compra o capricho puede animarnos lo suficiente como para que nos veamos con el guapo subido, o como para que no nos importe tanto si no tenemos nuestra mejor cara. Así que supongo que esa sería la respuesta fácil y rápida a la pregunta de qué trucos de belleza se nos ocurren usando una tarjeta de crédito.

Pero esta semana en mi nuevo Cosmoclip he querido dar una vuelta de tuerca a esa pregunta, y os propongo cinco maneras en las que una tarjeta de crédito puede facilitarnos nuestra rutina diaria de maquillaje. La excusa perfecta para reutilizar nuestras tarjetas una vez que nos hayan caducado.  Leer Más