Comprar aceite de oliva español en Inglaterra

Así consigo el mejor aceite de oliva virgen extra desde que vivo en Reino Unido

Siendo andaluza no podía ser de otra manera: tengo el paladar un tanto exquisito en lo que a aceites de oliva se refiere. Mientras preparábamos nuestra mudanza a Reino Unido, hace ahora casi dos años, ya intuíamos que el asunto de encontrar un aceite en condiciones por estos lares iba a ser una tarea ardua. Así que nos marcamos un Paco Martínez Soria y, aunque no vinimos cargados de gallinas, sí que echamos un par de garrafas de las de 5 litros de mi aceite favorito al maletero del coche.

Pero 10 litros de aceite no duran para siempre, y mucho menos al ritmo al que lo gastamos en casa entre ensaladas, tostadas y demás comidas. Por lo que el drama llegó a la hora de buscarle sustituto a mi aceite andaluz en las estanterías de los supermercados ingleses. Lo más parecido que encontramos fue una marca llamada Filippo Berio, supuestamente aceite italiano pero que, según su etiqueta, se elaboraba con aceitunas de Marruecos, Grecia y España. No estaba mal, pero su precio era algo elevado para la calidad que tenía.

Mi oliva gourmet - comprar aceite de oliva virgen extra español el Reino Unido

Aprovecho para aclarar que para los ingleses en general el aceite de oliva es un gran desconocido. No solo para cocinar: en los pocos restaurantes en los que te ponen aceite y vinagre para que te aliñes tú las ensaladas, el aceite suele ser de poca consistencia y de un amarillo radioactivo como para desconfiar de su calidad y procedencia. Igual suena exagerado, pero yo culpo a ese aceite horrible de los restaurantes de los kilos de más que fui cogiendo durante los primeros meses aquí. Los aliños de las ensaladas dejan tanto que desear que, a pesar de lo mucho que me gustan, fui dejando de pedirlas cada vez que salíamos a comer fuera, y las acabé sustituyendo por opciones mucho menos saludables. Hola, hamburguesas. Hola, fish and chips. Sigue leyendo “Así consigo el mejor aceite de oliva virgen extra desde que vivo en Reino Unido”

Trucos caseros y de belleza con aceite para bebés

Cosas que no sabías que se pueden hacer con aceite para bebés

Si tengo que elegir un único aceite para temas de belleza, me quedo sin duda con el aceite de coco que en tantas ocasiones me habéis visto utilizar para mascarillas y mil cosas más. Pero, a pesar de sus muchas ventajas, el aceite de coco tiene el inconveniente de que se solidifica cuando la temperatura ambiente está por debajo de los 22-24 grados, lo que dificulta un poco usarlo cuando tenemos algo de prisa ya que tenemos que esperar para derretirlo primero poniéndolo unos minutos en agua caliente.

Así que, como el aceite para bebés suele ser un producto algo más habitual en cualquier hogar, en mi Cosmoclip de esta semana os traigo una ración de trucos que pueden venir muy bien para sacarnos de más de un apuro, por ejemplo cuando nos encontramos con un chicle pegado en la suela de nuestros zapatos favoritos. ¡Espero que os guste el vídeo y que los consejos os parezcan interesantes! 😀 Sigue leyendo “Cosas que no sabías que se pueden hacer con aceite para bebés”

Probando Lebioc: las maravillas de la rosa mosqueta

Hace unos días recibí en casa un regalito de Lebioc: un pack con la crema hidratante antiarrugas, aceite puro de rosa mosqueta y jabón exfoliante. Mucho se ha hablado sobre las maravillas de la rosa mosqueta y sus increíbles propiedades para la piel, pero he de reconocer que nunca había encontrado ninguna crema que me gustara debido a la intensidad del olor de sus ingredientes.

Sin embargo, he de decir que la Crema Hidratante Antiarrugas de Lebioc ha solventado con nota ese pequeño detalle, así que desde que me ha llegado a casa la uso todos los días como crema de mañana. La textura de la crema es tan fluida, que basta un poquito para toda la cara. Se absorbe de maravilla, y a pesar de mi piel mixta no tengo problemas ni sensación de grasa, y la puedo usar debajo de mi base de maquillaje. En el prospecto promete reducir la profundidad de las arrugas en cinco semanas. Aunque lo mío son más marcas de expresión que otra cosa, ya os comentaré qué tal dentro de un mes. De momento, os la recomiendo sólo por la sensación de hidratación y bienestar que deja en la piel. El bote es de 50 ml. y su precio es 42 euros. Sigue leyendo “Probando Lebioc: las maravillas de la rosa mosqueta”