3 looks primavera 2016

Tendencias primavera 2016: 3 looks para inspirarte

Este año la primavera ha llegado de forma tímida, y casi parece que no se atreve a dejarse ver del todo aún en muchas ciudades españolas a juzgar por las temperaturas. Pero la rueda de las tendencias sigue girando y es imposible no empezar a pensar ya en looks más ligeros y desenfadados, de esos que nos hacen olvidarnos durante unos meses de los abrigos de lana y de las botas infinitas.

Y si aún no tienes muy claro cuáles son las mejores propuestas para renovar armario esta temporada, toma nota de estos tres looks que te traigo hoy con algunas de las prendas clave para derrochar estilo ahora que empieza el buen tiempo.

Cuando me enteré de que volvían a estar de moda las cazadoras bomber no supe muy bien cómo tomármelo. Enseguida me empezaron a venir a la mente imágenes de los chicos malotes de mi instituto, allá por 1995, con sus bombers, sus vaqueros rotos y sus Dr. Martens. Afortunadamente lo que después me he encontrado en las tiendas —chaquetas de colores brillantes y bordados sofisticados— tenía poco y nada que ver con aquellas imágenes de mi recuerdo. Aunque no por eso me parece una prenda fácil de llevar pasados los treinta.

Pero si hay una prenda, además de la bomber, que yo podría haber jurado no ponerme jamás mientras estuviera en mi sano juicio, son los pantalones culotte. Y sin embargo después de verlos pululando por aquí y por allá durante un par de temporadas ya no solo han dejado de parecerme horrorosos, sino que hasta empiezo a verles su encanto (porque estos son mis principios, pero si no le gustan tengo otros, ejem). Leer Más

Las invitadas perfectas de Matilde Cano

Las invitadas perfectas de Matilde Cano

Matilde Cano vestidos de fiesta 2015

Mi primer vestido de fiesta fue de Matilde Cano. Debía yo de tener unos nueve o diez años por aquel entonces. Mi abuela regentaba una pequeña tienda de ropa en el pueblecito al norte de Córdoba del que proviene toda mi familia y en ella vendía, entre otras muchas cosas, vestidos de Matilde Cano. La Mati, la llamaba ella cariñosamente.

Un día la acompañamos mi madre, mis hermanas y yo a la fábrica de la Mati. Mientras mi abuela seleccionaba los diseños y las tallas de cada uno que se llevaría para la tienda, mi madre buscaba vestidos para mis hermanas y para mí. Reconozco que el que me tocó no es el que yo hubiera elegido (aún estaba en esa edad en la que las únicas tendencias que importan son las que marca Disney), pero al final acabé cogiéndole cariño.

Era un vestido confeccionado en una especie de tafetán verde oliva, con manga corta y escote de tipo barco, ceñido en la cintura pero con volumen en la falda, y con una torerita de manga larga a juego. Recuerdo que el escote tenía pequeños detalles de pedrería y lentejuelas doradas.

Se convirtió en mi vestido de las bodas. Perdí la cuenta de a cuántas bodas lo llevé (es lo que tenía la era pre-Facebook, que una podía repetir modelito sin quedar en evidencia). Cuando se me quedó pequeño lo heredó una de mis hermanas.  Leer Más