3 formas de llevar una cazadora bomber

3 formas de combinar una bomber

3 formas de combinar una cazadora bomber

Las bombers llevan ya un par de inviernos invadiendo armarios y escaparates, pero muchas chicas se resisten a hacerse con una por culpa de ese sambenito del que tanto les cuesta librarse a estas versátiles cazadoras y que las cataloga de prendas deportivas.

Y aunque el origen deportivo no podemos negárselo bien es cierto que, con la inmensa cantidad de modelos, tejidos, texturas y estampados en que nos las encontramos en las tiendas esta temporada, no es ninguna locura la idea de convertirlas en protagonistas de looks mucho más sofisticados de lo que podíamos imaginar a priori.

Así que en mi último Cosmoclip he querido reunir tres propuestas de estilos diferentes con cazadoras bomber como denominador común. Espero que os gusten y que os animéis a dejarme un comentario contándome cuál de los tres os gusta más o va más con vuestro estilo. 🙂

(¡Click en la imagen de debajo para ver el vídeo!)

Ver en Cosmo el vídeo 3 looks con bombers

5 bombers por menos de 50

5 bombers (que de verdad abrigan) por menos de 50€

5 bombers de ASOS por menos de 50 euros

Las bombers han afianzado esta temporada su título de abrigo favorito del otoño, ganando a estas alturas casi tanto protagonismo como las clásicas bikers de cuero en los looks más relajados y casuales. Pero no hace falta que te sientas como un bicho raro si aún no te has apuntado a esta tendencia: es absolutamente normal que nos asalten las dudas cuando salimos a la búsqueda de nuestra bomber perfecta.

Uno de los aspectos importantes a tener en cuenta es el largo de la cazadora. Las que se ajustan a la cintura solo suelen quedar bien a chicas más bien delgadas, así que si eres de curvas sexis mejor optar por modelos un poco más largos.

En mi caso el inconveniente que hasta ahora me impedía hacerme con una bomber era la manía que por lo visto tienen los ingleses de saltarse esos maravillosos meses de entretiempo otoñal. Aquí ha sido terminar el verano y pasar directamente a tener días con mínimas de cuatro grados. Y claro, con este frío no tiene mucho sentido ir con una bomber por la vida.

Pero como a cabezota no me gana nadie me he puesto a buscar versiones un poco más calentitas con las que sí que podría justificar el hecho de darme el capricho, sobre todo teniendo en cuenta que ninguna de ellas llega a los 50€. Leer Más