Bolsos metalizados destacada

Accesorios todoterreno: bolsos metalizados

Tendencias 2015 bolsos metalizados

Desde que vi en mi viaje a Nueva York a una chica con un abrigo verde y una preciosa mochila plateada he estado buscando el bolso metalizado perfecto. Tendencias aparte, creo que un bolso metalizado es una buena adquisición para nuestro fondo de armario ya que nos brinda multitud de posibilidades a la hora de combinarlo, tanto para looks formales como para otros más relajados. Puede salir airoso como protagonista de un estilismo de oficina, o nine to five que dirían los americanos (porque ya quisieran muchos españoles poder irse de la oficina a las cinco), y luego ganarse a pulso una prórroga y acompañarnos a ese cóctel con las amigas antes de volver a casa o incluso a esa cita romántica para cenar. Y pocos bolsos pueden presumir de eso.

El primer dilema a la hora de buscar nuestro bolso metalizado perfecto parece evidente: ¿dorado o plateado? Si tenemos claro que somos mujer de dorados o plateados no tendremos problema a la hora de elegir y enseguida nuestra nueva adquisición encontrará la armonía entre el resto de prendas y complementos de nuestro guardarropa. Pero si no lo tienes muy claro o simplemente eres de las que prefiere experimentar con distintas tonalidades según el día o según tu humor, en ese caso quizá sea mejor buscar opciones un poco más ambiguas, como el platino o el color bronce, que también nos darán mucho juego.  Leer Más

Vestido de cuero negro de Esprit destacada

Fondo de armario: vestido de cuero negro de Esprit

Little black dress de cuero

A todas nos ha pasado alguna vez eso de terminar las Navidades atesorando en el armario un par de nuevos vestidos de fiesta que sabemos a ciencia cierta que no volveremos a utilizar durante los próximos meses. Supongo que no podemos evitarlo, nunca se tienen suficientes vestidos, suficientes bolsos ni suficientes zapatos. Y esto no supondría ningún problema si todas tuviésemos a nuestra disposición un vestidor como el de alguna de las hermanas Kardashian.

Pero como a la mayoría de las mortales nos toca con conformarnos con un armario de Ikea, en el mejor de los casos, yo decidí aplicarme la técnica de la percha para combatir a mi diógenes fashionista interior y evitar acumular mucha más ropa de la que uso en realidad. ¿En qué consiste? En tener un número limitado de perchas en el armario y en sacar una prenda para que su percha pueda ser ocupada por cada nueva adquisición. La prenda desplazada la regalo si está en buen estado o la reciclo si veo que ya no da más de sí.  Leer Más

Compañía Fantástica: 1 vestido, 2 looks

Un vestido dos looks

No recuerdo dónde leí por primera vez sobre la teoría de la percha, pero creo recordar que fue en Sujeto de pruebas. Posiblemente ya la hayáis oído en alguna ocasión: se trata de no comprar ni una sola percha más de las que ya tienes en el armario, de modo que cada vez que compres una nueva prenda alguna de las que ya tenías tenga que abandonar su lugar para dejar espacio a la nueva.

A mí personalmente me ha resultado muy útil porque hace que reflexione antes de cada nueva compra sobre el partido que le podré sacar y sobre si se merece desplazar a alguna de las prendas que ya habitan en mi guardarropa.

Como esta primavera me toca ir de invitada a una boda me ha llegado el momento de enfrentarme al dilema de comprar un vestido de fiesta. Digo dilema porque para que esto de la teoría de la percha no sea demasiado tortura siempre que tengo que comprar un vestido de fiesta intento buscar uno que pueda volver a lucir para un look más casual, que no hay nada peor que ir acumulando vestidos de cóctel de esos que al final solo te pones una o dos veces.  Leer Más

6 abrigos de ASOS con los que pecar estas rebajas

Rebajas ASOS abrigos

No me queda más remedio que obligarme a mí misma a releer aquello que escribí hace algunos meses sobre Cinco cosas que puedes hacer con toda esa ropa que ya no te pones. Mi armario ha alcanzado un punto crítico en el que ya no me queda más remedio que deshacerme de alguna prenda cada vez que me planteo comprar una nueva. Ese es el motivo por el que todavía no he hecho ninguna incursión en las rebajas de este año, aunque a mí me gusta auto convencerme de que lo que ocurre es que al final he aprendido a comprar con cabeza y por eso no estoy haciendo gastos innecesarios.

Pero es una mentira y de las gordas, y buena prueba de ello es que, aunque precisamente abrigos es lo que menos necesito (tengo uno de Zara del invierno pasado que está como nuevo y he estrenado hace un par de meses otro de Calvin Klein que se ha convertido en mi favorito), es ver estos seis abrigos de ASOS y descubrir a mi mano hurgando en el bolso en busca de la tarjeta de créditoLeer Más

Seguir las tendencias sin gastarse un sueldo

Tendencias primavera 2012

Aunque pueda parecer que el acelerado ritmo del mundo de la moda da vértigo en muchas ocasiones, lo cierto es que seguir las últimas tendencias no tiene por qué significar dejar tu cuenta en números rojos, por muy adicta a la moda que te consideres. La clave está en ir haciéndote poco a poco con un fondo de armario de prendas atemporales de buena calidad, y añadir cada temporada un par de accesorios de tendencia, que serán los encargados de actualizar tu imagen y de transmitir ese toque fashionista que tanto admiras en las trendsetters.

En verano la tarea es incluso más fácil que durante el resto del año, ya que hay determinadas piezas que no deberían faltar en tu vestuario que te aseguro que podrás lucir temporada tras temporada, independientemente de lo que las revistas de moda digan que se lleva.

¿Quieres saber cuáles son? ¡Pues sigue leyendo!  Leer Más