Mi rutina contra el acné

Mi rutina para combatir las cicatrices del acné

Este post que hice hace algún tiempo hablando del Gel Forte Salicílico de Neostrata es uno de los que más visitas ha tenido últimamente. Es un tema sobre el que muchas personas me preguntan muy a menudo, tanto por correo como a través de la página de Facebook. Porque cuando se sufre algún tipo de acné es inevitable preocuparse por esas marquitas rojas y pequeñas cicatrices que van quedando detrás de cada brote.

Algunas de estas cicatrices del acné van desapareciendo de forma natural con el tiempo, pero otras se resisten un poco más a abandonarnos y es ahí cuando hay que echar mano de algún tratamiento que nos ayude. Tal y como os contaba en ese post al que os he remitido al principio, yo empecé hace más de un año y medio a usar un producto de Neostrata específico para este problema.  Sigue leyendo “Mi rutina para combatir las cicatrices del acné”

Probando Lebioc: las maravillas de la rosa mosqueta

Hace unos días recibí en casa un regalito de Lebioc: un pack con la crema hidratante antiarrugas, aceite puro de rosa mosqueta y jabón exfoliante. Mucho se ha hablado sobre las maravillas de la rosa mosqueta y sus increíbles propiedades para la piel, pero he de reconocer que nunca había encontrado ninguna crema que me gustara debido a la intensidad del olor de sus ingredientes.

Sin embargo, he de decir que la Crema Hidratante Antiarrugas de Lebioc ha solventado con nota ese pequeño detalle, así que desde que me ha llegado a casa la uso todos los días como crema de mañana. La textura de la crema es tan fluida, que basta un poquito para toda la cara. Se absorbe de maravilla, y a pesar de mi piel mixta no tengo problemas ni sensación de grasa, y la puedo usar debajo de mi base de maquillaje. En el prospecto promete reducir la profundidad de las arrugas en cinco semanas. Aunque lo mío son más marcas de expresión que otra cosa, ya os comentaré qué tal dentro de un mes. De momento, os la recomiendo sólo por la sensación de hidratación y bienestar que deja en la piel. El bote es de 50 ml. y su precio es 42 euros. Sigue leyendo “Probando Lebioc: las maravillas de la rosa mosqueta”