Una forma original de llevar los cordones de tus Converse

Una forma original de llevar los cordones de tus zapatillas deportivas

Hace tiempo que tengo más que asumido que lo de bruja con tacón de aguja es un título que me merezco cada vez menos, sobre todo si me pongo a calcular la media de días al año en que hago el esfuerzo de subirme a unos tacones de más de cinco centímetros. Ahora mismo tengo en mi armario un número de zapatillas deportivas mucho más elevado del que me gustaría admitir públicamente.

Como les doy tanta caña a mis Converse se me suelen ensuciar bastante rápido, así que además de echar mano de los trucos para limpiarlas que ya os he contado en otros Cosmoclips, de vez en cuando les cambio los cordones para que no se vean tan desgastadas. Y cuando lo hago aprovecho para ponerme un poco creativa con ellos, tal y como os muestro en mi último vídeo para Cosmopolitan TV.

Ver en Cosmo vídeo cordones Converse

Esta es una de mis formas favoritas de llevar los cordones ahora en verano, porque además de dar un aire muy divertido a las zapatillas me permite ponérmelas y quitármelas rápidamente sin tener que atarlas y desatarlas tantas veces, algo que puede resultar molesto por ejemplo en la playa o la piscina. ¡Espero que os guste la idea!

Cómo limpiar las punteras y bordes de goma de las zapatillas

Cómo limpiar puntera blanca de Converse

Hay quienes piensan que las Converse y todo tipo de zapatillas similares tienen más encanto cuando más usadas y zarrapastrosas están. Permitidme la licencia de no estar de acuerdo con esta tendencia, si es que puede llamársele así. Cualquier tipo de calzado que llevemos necesita un mantenimiento mínimo que pasa por una buena limpieza externa cada cierto tiempo y una imprescindible desodorización del interior.

En el caso de las botas a mí me gusta llevarlas al principio de la temporada de otoño al zapatero, que me las deja que parecen nuevas y disfruto al volver a ponérmelas casi como si las estuviera estrenando otra vez.

Las sneakers y zapatillas de estilo Converse que no necesitan tanta puesta a punto dado que no tienen tapas que puedan desgastarse, me encargo yo de limpiarlas en casa de vez en cuando. Si son de tela suelen ir directas a la lavadora con un programa de agua fría. Después las dejo secar al aire alejadas del sol y cualquier fuente de calor. Si son de cuero, las limpio con los mismos productos que el resto de zapatos de piel.

El problema viene cuando llegamos a la zona de las punteras y al borde de la suela. Las partes de goma son las primeras que se llevan roces y marcas, y no siempre resultan fáciles de eliminar. Por eso en mi Cosmoclip de esta semana comparto con vosotros un truco que aprendí hace tiempo para devolver a las zonas de goma su blanco natural y tener siempre nuestras zapatillas casi como el primer día. 
Continue reading “Cómo limpiar las punteras y bordes de goma de las zapatillas”