Cómo aplicar polvos bronceadores según la forma del rostro

Cómo aplicar los polvos bronceadores según la forma de tu rostro

Incluso la más minimalista de las rutinas de maquillaje puede beneficiarse de un par de estratégicos toques de polvos bronceadores. Desde los años veinte del siglo pasado la piel moderadamente bronceada se ha asociado a salud, relax y vacaciones, así que en estos tiempos de confinamiento los polvos de sol se convierten en la herramienta perfecta para darle a nuestro rostro una dosis de optimismo, aunque solo sea para salir algo más favorecidos en la pantalla cuando hagamos la reunión de Zoom de turno.

Los polvos bronceadores además son capaces de ayudarnos a esculpir nuestro rostro definiendo nuestra estructura ósea facial y destacando aquellas zonas hacia las que queramos llevar la atención. La combinación corrector de ojeras + polvos bronceadores es todo lo que necesito para esos días en los que hasta la máscara de pestañas me da un poco de pereza. Leer Más

Videoblog Belleza: Polvos bronceadores para lucir moreno esta Navidad

Reconozco que cierto trauma de mi adolescencia me ha  mantenido durante muchos años alejada de los polvos bronceadores. Cuando estudiaba bachillerato, era de lo más habitual ver a las chicas de mi edad luciendo collares de perlas falsas (no tengo nada en contra de la  bisutería, salvo si te hace parecer veinte años más vieja) y con un concepto del maquillaje bastante peculiar, que partía de la mala costumbre de usar los susodichos polvos como si fueran base.

Este hecho sumado al devastador efecto careta que se sufre a esas edades, antes de que nadie te explique que el cuello y las orejas también se maquillan, tenía un resultado de lo más cómico, que hacía que muchas de mis compañeras tuvieran inexplicablemente un rostro unos tres o cuatro tonos más oscuro que el resto de su anatomíaLeer Más