Trucos de belleza con agua caliente

4 trucos de belleza usando (solo) agua caliente

Muchas veces no hace falta complicarse más de la cuenta: algo tan simple como un vaso con un poco de agua caliente puede convertirse en ese salvavidas que nos saque de un apuro de último momento durante nuestra rutina de maquillaje, como cuando por ejemplo nos encontramos con que nuestro rímel favorito se ha secado o empieza a dejarnos más grumos de la cuenta. Leer Más

Cosmojurado bañador o bikini

¿Y tú, eres de bañador o de bikini?

Ante el eterno dilema veraniego de elegir bañador o bikini la respuesta va variando en función de la edad, como es natural. Puede que las más jovencitas antepongan las tendencias  cualquier otra cosa y no se cuestionen si ese bikini cuyo corte está tan de moda sea precisamente el que más le favorece. Pero a medida que se van dejando atrás los veinte la moda queda en segundo plano —incluso para las más fashionistas— en pos de encontrar ese traje de baño con el que nos sentimos estupendas.

Bikini retro

Yo hace mucho que soy del equipo bañador, y los bikinis los he dejado relegados para cuando voy a algún spa a darme un masaje, ya que en esos casos sí que es más cómodo llevar una prenda que deje la espalda libre. Leer Más

Coleteros espiral

¿Tus coleteros espiral se deforman? ¡Ficha este truco!

¡Los coleteros espiral, esos grandes inventos de la humanidad! Aunque fui un poco reticente a la hora de usarlos cuando los descubrí el año pasado por culpa de su aspecto de pulseras coleccionables para niñas de preescolar, ahora ya no salgo de casa sin llevar al menos un par de ellos en el bolso.

Truco coleteros espiral

La marca Invisibobble fue la que dio el pistoletazo de salida, pero poco tardaron otras marcas en sacar sus propias versiones. Incluso grandes tiendas de moda como Primark o H&M cuentan con estos coleteros con forma de cable de teléfono retro en los estantes de sus accesorios para el pelo. Leer Más

Christina Aguilera se tiñe de pelirroja

Cambios radicales de look, ¿sí o no?

Ya he contado en algún que otro post lo mucho que me gustaba, cuando era más jovencita, dejarme el pelo larguísimo durante dos o tres años para a continuación hacerme algún corte de pelo radical. Cuanta más cantidad de pelo se quedara en el suelo de la peluquería, mayor satisfacción me proporcionaba el cambio. Y tres cuartos de lo mismo con los tintes: fue justo después de atreverme con el rubio platino cuando me decidí también a probar el negro azabache. De un extremo a otro he ido saltando por toda la escala cromática de tintes capilares habidos y por haber.

Pelo largo vs pelo corto
Algunos de mis cambios radicales de look.

Y es que aunque lo de renovarse o morir suene un poco manido ya, a las famosas les sigue funcionando con total efectividad a la hora de acaparar todo el protagonismo en la alfombra roja de cualquier evento, tal y como hemos podido comprobar recientemente con el cambio a pelirroja de Christina Aguilera. Así que, ¿por qué no íbamos a hacer lo mismo el resto de las mortales?  Leer Más

5 formas de usar laca (y no todas son para el pelo)

5 trucos usando laca para el pelo

Hace unos años estaba yo participando en una gala de magia en la que actuábamos varios ilusionistas, y nos encontramos con el contratiempo de que el suelo del teatro en el que trabajábamos aquella noche era especialmente resbaladizo.

Además, para colmo de males, yo llevaba aquella noche unos zapatos de salón de charol negro de tacones infinitos que tenían las suelas muy lisas, lo que aumentaba de forma alarmante mis probabilidades de terminar la actuación dando algún desafortunado patinazo.

Se me ocurrió entonces pedir al regidor que me consiguiera una lata de Coca-cola para echar mano de ese truco tan socorrido que usan muchos bailarines y que consiste en echar una pequeña cantidad del refresco en un rincón junto al escenario y pisarlo un poco para que las suelas se queden pegajosas y ganen adherencia.

Pero la función ya había comenzado y no era posible salir fuera del teatro para conseguir la susodicha lata de Coca-cola. Sentada en el camerino mientras esperaba mi turno para salir a escena, hice un repaso mental de los productos que tenía a mi alcance para ver cuál podía serme útil en mi misión de llegar de una sola pieza al cierre del telón. Y entonces vi el bote de laca que asomaba en mi neceserLeer Más