Cómo doblar abrigos y toallas

Cómo doblar toallas y anoraks o chaquetones para que ocupen poco espacio

Una de las reglas de oro a la hora de hacer la maleta si queremos viajar ligeros de equipaje es la de llevar siempre puestas las prendas más voluminosas, como los abrigos o chaquetones. Pero esto puede ser un poco incómodo si por ejemplo estamos viajando desde un país con un clima muy cálido. Aunque haga frío en nuestro destino y vayamos a necesitar abrigarnos al llegar allí, puede que no estemos dispuestos a pasar calor cargando con nuestro anorak en brazos durante todo el viaje.

En esas ocasiones toca usar un poco el ingenio para doblar nuestros chaquetones de forma que ocupen el mínimo espacio posible dentro de nuestra maleta, y eso es precisamente lo que os muestro en mi último Cosmoclip.

En este vídeo os muestro también una forma de enrollar toallas con el mismo propósito, por si alguna vez os toca llevároslas con vosotros. Todas estas ideas se pueden aplicar también para cuando guardamos la ropa de invierno si nuestro armario no es demasiado espacioso (o si ya lo tenemos demasiado lleno, que suele ser lo más habitual).

Ver en Cosmo cómo doblar abrigos y toallas

¿Qué os parecen estas formas de doblar abrigos y toallas? ¿Tenéis algún truco para que no os ocupen demasiado en el armario o en la maleta?

Cómo llevar vestidos en la maleta sin que se arruguen

Cómo llevar vestidos en la maleta de mano (sin que se arruguen)

Viajar en avión sin facturar equipaje, únicamente con lo que nos cabe en la maleta de mano, tiene muchas ventajas. Además de permitirnos encontrar billetes mucho más baratos, no tendremos que aburrirnos esperando junto a las cintas portaequipajes hasta que a nuestra maleta aparezca —eso siempre y cuando a la aerolínea no le dé por perdérnosla, con todos los quebraderos de cabeza que eso supone—.

Además, no sé si os pasa a vosotros también, pero yo me he dado cuenta de que cuando viajo con una maleta enorme —llena de por si acasos— normalmente vuelvo a casa habiendo usado tan solo una tercera parte de lo que llevaba. Es decir, que podemos sobrevivir perfectamente a unas vacaciones con muchas menos cosas de las que creemos que vamos a necesitar. Así que mejor hacer el esfuerzo de pensar en la ropa que realmente vamos a ponernos para viajar lo más ligeros posible de equipaje. Sigue leyendo “Cómo llevar vestidos en la maleta de mano (sin que se arruguen)”