Looks para combinar pantalones joggers

3 formas de llevar joggers

Los pantalones joggers les vienen comiendo el terreno a los pitillo desde hace meses, y todo apunta a que seguirán imparables hasta convertirse en los favoritos de muchas a la hora de conseguir looks casuales y relajados. Y es que en lo que a comodidad se refiere los joggers ganan por goleada, sobre todo ahora que las temperaturas empiezan a subir y apetece cada vez menos llevar ropa demasiado ajustada. Además son la opción perfecta para esos viajes largos en los que siempre terminamos por contorsionarnos un poco en el asiento del tren o del avión.

La única pega que yo les veía a los joggers así a priori era precisamente su exceso de informalidad, algo que los hacía inadecuados por ejemplo para looks para ir a trabajar. Pero bloggers y fashionistas de todo el planeta se han encargado de demostrar que, combinados con la chaqueta y los zapatos adecuados, estos pantalones de origen deportivos pueden incluso acompañarnos a la oficina.

En el Cosmoclip de esta semana os muestro mis tres propuestas para apuntarse a la tendencia jogger. ¿Con cuál de los tres looks os quedáis? 🙂

Ver en Cosmo ideas para combinar pantalones joggers

Look culottes 13

Pantalones culottes y blazer de estilo kimono

Al final no pude evitarlo y acabé rindiéndome a los pantalones culottes, así que he querido publicar este post para enseñaros cómo los estoy combinando en alguno de mis looks diarios ahora que por fin parece haber llegado el verano a Logroño.

Look culottes 01

No estaba muy segura de que este tipo de pantalones fuera para mí; por algún motivo me había autoconvencido de que los pantalones culottes solo le quedaban bien a chicas muy altas y delgadas. Pero desde el primer día que me los puse tuve un flechazo con ellos por lo prácticos que resultan y lo cómodos que son. Es como tener en una misma prenda las ventajas de usar un pantalón ancho y la comodidad de una falda midi. Sigue leyendo “Pantalones culottes y blazer de estilo kimono”

Layering street style

El arte de ir a capas

Después de casi cuatro años viviendo en Logroño no me ha quedado más remedio que desarrollar de forma casi instintiva el arte de vestir a capas. En invierno hace tanto frío que, si quieres ir por la calle con una única pieza de abrigo, no queda más remedio que recurrir a los no demasiado estilosos plumíferos. Yo personalmente prefiero tirar de alguno de mis abrigos o chaquetas de lana y acompañarlos de una de esas socorridas bunfadas-manta o de algún poncho. ¡O de las dos cosas al mismo tiempo!

Como además de un tiempo a esta parte me ha dado por apostar fuerte por los tonos neutros —blanco, negro y gris fundamentalmente, con algunas concesiones al rojo y al azul— tengo la suerte de que cada vez más la mayoría de mis prendas combinan sin problemas entre sí, por lo que esto del layering o ir a capas me resulta más sencillo de lo que parece a priori.

Otra de las ventajas del viejo arte de vestir como una cebolla es que al final he acabado juntando un montón de cárdigans, ponchos y chaquetas de punto que siempre vienen genial para las épocas de entretiempo. Porque en Logroño el entretiempo es una época —por decirlo de alguna manera— que se extiende durante prácticamente todo lo que no es invierno puro y duro o el mes de agosto.  Sigue leyendo “El arte de ir a capas”