Layering street style

El arte de ir a capas

Después de casi cuatro años viviendo en Logroño no me ha quedado más remedio que desarrollar de forma casi instintiva el arte de vestir a capas. En invierno hace tanto frío que, si quieres ir por la calle con una única pieza de abrigo, no queda más remedio que recurrir a los no demasiado estilosos plumíferos. Yo personalmente prefiero tirar de alguno de mis abrigos o chaquetas de lana y acompañarlos de una de esas socorridas bunfadas-manta o de algún poncho. ¡O de las dos cosas al mismo tiempo!

Como además de un tiempo a esta parte me ha dado por apostar fuerte por los tonos neutros —blanco, negro y gris fundamentalmente, con algunas concesiones al rojo y al azul— tengo la suerte de que cada vez más la mayoría de mis prendas combinan sin problemas entre sí, por lo que esto del layering o ir a capas me resulta más sencillo de lo que parece a priori.

Otra de las ventajas del viejo arte de vestir como una cebolla es que al final he acabado juntando un montón de cárdigans, ponchos y chaquetas de punto que siempre vienen genial para las épocas de entretiempo. Porque en Logroño el entretiempo es una época —por decirlo de alguna manera— que se extiende durante prácticamente todo lo que no es invierno puro y duro o el mes de agosto. 

Layering

Así que, buscando nuevas chaquetas, ponchos y demás prendas similares que añadir al apartado de capas multiusos de mi fondo de armario, he encontrado un poncho y una chaqueta con capucha que me han encantado; y he querido hacer buen uso de mi abandonado Polyvore para terminar la semana con un par de propuestas para combinar ambas prendas en dos looks diferentes.

Look poncho y corazones

Para el primero he combinado un poncho con flecos con dos prendas tan básicas como imprescindibles: una camiseta blanca de algodón y unos pantalones de cuero. Las gafas y el sombrero de fieltro se encargan de poner el toque setentero, mientras que los botines aportan la nota de color.

La única cosa que no le acabo de perdonar a los ponchos en general es el hecho de que dificultan demasiado poder lucir alguna de mis maravillosas mochilas. En estos casos lo mejor es optar por alguna bandolera que además tenga un buen asa para poder llevar también en la mano.

Look cardigan tribaly sneakers plateadas

Para el segundo look, mucho más cómodo y casual, he echado mano también de muchos básicos. La protagonista del look es una chaqueta larga de punto con capucha, que junto con unos vaqueros boyfriend y nuestra camiseta favorita harán el equipo perfecto para ir a clase o para esos fines de semana más relajados.

Ahora sí que no he podido resistirme a añadir una preciosa y versátil mochila en la que llevar cómodamente esos mil trastos que necesitamos encima cada día para sobrevivir. Y por último, unas sneakers plateadas son la guinda del look.

¿Qué os parecen estas dos propuestas? Tanto el poncho como la chaqueta podéis encontrarlas aquí en C&A.

¿Charlamos sobre esto? :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s