Truco para hacer ondas sin calor con un pañuelo o bandana

Cómo hacer ondas sin calor usando solo un pañuelo

Conforme van subiendo las temperaturas apetece cada vez menos pasar tiempo demasiado cerca de las planchas del pelo, las tenacillas o cualquier otra herramienta que nos haga sudar más de las cuenta. Hay personas afortunadas que tienen el cabello con la textura adecuada como para que les quede perfecto simplemente dejándolo secar al aire, pero lamentablemente yo no estoy dentro de ese grupo privilegiado.

Así que no me queda otra que recurrir a algunos trucos de toda la vida —como este que os muestro en mi último Cosmoclippara lucir ondas sin tener que maltratar mi melena con temperaturas demasiado elevadas.

Cómo hacer ondas sin calor con unas medias o calcetines

Ondas sin calor con medias o calcetines

Hace unos meses ya publiqué un vídeo en el que os contaba paso a paso la manera de conseguir unas ondas estupendas sin necesidad de usar planchas o tenacillas, y este es precisamente el tema que he elegido de nuevo para mi Cosmoclip de esta semana.

Si en aquella ocasión echaba mano de un puñado de bigudíes esta vez he querido usar solo elementos absolutamente accesibles y que todas podamos tener a mano en casa, así que todo lo que vais a necesitar es un coletero y un par de medias o calcetines largos.

Lo de rizarse el pelo anudándolo con una media es más viejo que Matusalén, y no es que quiera yo ahora atribuirme el mérito de haber descubierto el agua caliente. Pero la primera vez que yo lo intenté me encontré con que mi pelo, al ser tan fino y lacio, se resbalaba entre las dos medias y no había manera de enrollarlo en condiciones. Por eso se me ocurrió una forma de remediarlo, que es la que os cuento en el vídeo y que es mi pequeño aporte a este ancestral truco de belleza. ¡Espero que os guste!

Ver vídeo ondas sin calor con medias en Cosmo

Cómo hacer ondas sin calor que no dañen tu pelo

Ondas sin calor

A menudo me preguntan cómo he hecho para conseguir tener el pelo tan largo, y a menudo mi respuesta es exactamente la misma: no uso planchas ni tenacillas. No hay más secreto que unos cuidados mínimos y algunos mimos en forma de mascarilla e hidratación extra para conseguir una melena sana.

Algo que a priori parece fácil de cumplir, pero que se complica por culpa de esa natural insatisfacción que sentimos la mayoría de las mujeres con nuestro pelo. La que lo tiene liso loquiere rizado, y la que tiene ondas sueña con un alisado japonés. La morena quiere ser rubia y la rubia pelirroja. Y por culpa de esta insatisfacción, en lugar de respetar la naturaleza de nuestra melena y sacarle partido, nos vemos envueltas en una encarnizada guerra en la que perdemos tiempo, dinero y salud capilar.

A ver, tampoco pretendo engañar a nadie: me gustan como a la que más unas buenas ondas creadas con tenacillas. Lo que pasa es que como soy consciente de la factura que acaba pasando el abusar de planchas y rizadores, prefiero dejar estos artilugios reservados para ocasiones especiales y echar mano de trucos como el que hoy os muestro en mi nuevo CosmoclipSigue leyendo “Cómo hacer ondas sin calor que no dañen tu pelo”