5 tips para sacar partido a tu perfume

5 tips para sacar partido a tu perfume

Pocos cosméticos causan tanta fascinación como los perfumes. Puede que no tengamos el olfato tan desarrollado como nuestros ancestros, pero una fragancia bien elegida sigue siendo una forma más que eficaz de dejar huella en aquellos que nos rodean.

Y aunque entiendo que un producto de este tipo pueda parecer el regalo perfecto para una ocasión especial, no comparto esa costumbre de regalarlos así sin más como parece pasar por ejemplo durante la época navideña. Para mí la elección de un perfume es algo muy personal ligado a los gustos —y muchas veces a las experiencias y recuerdos— de cada persona. A menos de que conozcamos muy muy bien al destinatario del regalo, o que ya sepamos que el perfume en cuestión es uno de sus favoritos, en mi opinión creo que deberíamos de abstenernos de hacer un regalo de este tipo. Leer Más

Mi primer Shalimar

Parecía que entre mi Hypnotic Poison y mi colección de perfumes de Givenchy (cuya más reciente incorporación ha sido Eaudemoiselle, convirtiéndose prácticamente en la única infidelidad que me permito con respecto a mi amado perfume de Dior), ya no había sitio para una nueva fragancia, y menos aún para una de Guerlain.

Porque aunque nunca he podido resistirme a los tratamientos y maquillajes de Guerlain (¡me he vuelto adicta a la gama de Abeille Royal!), por algún motivo u otro siempre me ha costado conectar con sus perfumes. Era ponérmelos y sentirme como una niña de cinco años que se prueba a escondidas los tacones de su madre.  Leer Más

Harajuku Lovers, fragancias desde Tokio

Harajuku Lovers, de Gwen Stefani

Dice Gwen Stefanie que la primera vez que puso un pie en Tokio, le dio la sensación de estar en otro planeta. Le admiró profundamente la originalidad de las adolescentes, que se entretenían en buscarse a sí mismas a base de diseñar y coser su propia ropa.Así, Harajuku, el popular distrito ha acabado inspirándole, más de diez años después, para la creación de cinco originales frangancias. Porque la verdadera moda es aquella que hace de la propia imagen una obra de artesanía.

Cada fragancia viene en un frasquito de cristal transparente cuyo tapón es una preciosa muñequita que se encargará de darle un toque original a la estantería de tu cuarto de baño.

Leer Más