¿Tiene la VFNO los días contados?

VFNO 2014

Cuando hace unas semanas leí este artículo que reflexionaba sobre el fracaso de la Vogue Fashion’s Night Out en Nueva York no me sorprendí en absoluto. El objetivo de este evento que ya se ha convertido en tradición en muchas capitales del mundo no era otro que el de reactivar un poco la economía y animar a los consumidores a salir de compras, y para ello se les ofrecían incentivos tales como descuentos, artículos de edición limitada que solo estaban unas horas a la venta o fiestas exclusivas con la presencia de celebridades del mundillo.

Y hoy por hoy creo que podemos afirmar sin miedo a equivocarnos que ese objetivo no se ha cumplido por varios motivos. El primero es el hecho de que la mayoría de la gente que acude a este evento no va a comprar, solo acude al reclamo del cóctel gratis o de la bolsa de tela de regalo. El segundo es que las personas que realmente quieren comprar muchas veces no pueden hacerlo por lo masificado que está el evento por culpa de la gente que va solo a recolectar muestras y regalitos, tal y como os contaba ya en este post de hace dos ediciones.

Según los dueños de algunas boutiques neoyorquinas allí el desfase iba aún más lejos, ya que la gente no solo no acudía a comprar, sino que además había quienes tenían las manos más que largas y aprovechaban el desbarajuste del evento para llevarse las cosas sin pasar por caja

No es por tanto de extrañar que haya marcas y tiendas que abrazaron con entusiasmo la iniciativa en las primeras ediciones pero que poco a poco hayan preferido desmarcarse. O que en la misma ciudad de Nueva York, que es la capital de la que partió la idea, este año hayan preferido pasar del tema y no celebrar la VFNO. Las marcas y los dueños de las tiendas y boutiques culpan a la falta de organización, pero me atrevo a aventurar que la falta de rentabilidad también ha puesto su granito de arena.

Porque si en un evento que se hace para incentivar las compras la gente no compra, mal asunto. Que sí, que habrá marcas a las que la inversión les merezca la pena solo por imagen y por tener presencia, pero me imagino que la gran mayoría lo que buscan son resultados. Y en ese sentido el hecho de que la tienda se te llene de niñas en minifalda y tacones que van a por un mojito gratis y un par de canapés tampoco es que ayude mucho. O al menos no justifica el esfuerzo de ser parte de este circo en el que se ha convertido la VFNO.

La de ayer fue una VFNO pasada por agua, y aunque eso a priori parezca un inconveniente tuvo también su lado bueno ya que estuvo todo mucho menos masificado que otros años, y realmente se podía disfrutar de ir de compras (al amparo de un buen paraguas, claro está). La pena es que, a pesar de que por primera vez de verdad podía una comprar tranquilamente en la noche de las compras, hay quienes han tirado hace mucho la toalla con este evento con toda la razón del mundo, por lo que tampoco creo que las tiendas notaran una diferencia significativa.

Si me lee el dueño o el encargado de alguna de las tiendas que participan o han participado en alguna de las ediciones de la Vogue Fashion’s Night Out me encantaría que compartiese sus impresiones sobre el evento en un comentario. ¿Realmente merece la pena ser parte de la VFNO? ¿Tiene futuro la noche de la moda y las compras? ¿O tiene los días contados ahora que Nueva York se ha desvinculado del proyecto?

Yo desde hace un par de año me tomo esta noche con toda la calma que puedo e intento seleccionar y reducir al máximo las tiendas por las que quiero pasar. En esta ocasión aproveché para participar en el concurso de Clarks del que os hablé ayer y acudí a la presentación del Huawei Ascend P7 rosa y a un taller sobre Instagram de la mano de Phil González, creador de Instagramers. Y no me faltó tiempo para hacer algunas compras. Pero de todo esto ya os hablaré con más detalles la semana que viene. 😉

3 respuestas a “¿Tiene la VFNO los días contados?

  1. Me parece una opinión muy acertada, yo acudí hace dos años y lo único que pude llevarme fue un globo, muy masificado y parecía un escaparate para lucirse las niñas bien monas y arregladas. Como dices, un circo. Trato con el cliente cero, más por la publicidad que se les da que por atender bien al comprador.

    Me gusta

  2. Este Septiembre acudí por curiosidad y con la intención de hacer un post para mi nuevo blog a la VFNO. Yo trabajo en Recoletos y estaba entusiasmada viendo desde la ventana como las tiendas exclusivas de estas calles iban preparando sus stands callejeros con DJ´s, cócteles, decorando sus escaparates…a las 19.30h empezó a llover como hacía meses, aun así, mis amiga y yo decidimos ir con nuestros paraguas fabulosos. Lo que pretende vender esa noche es lo contrario a lo que ví…sobre todo, niñ@s adolescentes corriendo de un lado para otro para esperar colas larguísimas para conseguir un souvenir o una copa de champan en vaso de plástico gratis…Lo que más nos sorprendió,y nos fijamos con detalle, es que no vimos a nadie con bolsas de compra. Aunque yo hubiera querido comprar, de hecho era en parte mi intención, no habría podido, mejor dicho querido, por la aglomeración de gente y la angustia que sentía paseando por la calle. No se si se acabará o no la VFNO, lo que se seguro es que yo no volveré…

    Me gusta

¿Charlamos sobre esto? :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.