Cream Tea en Cockington

Cream tea: ¿qué va antes, la mantequilla o la mermelada?

Torquay está lleno de rincones increíbles que se transforman con la llegada de la primavera, y Cockington es uno de ellos. Este lugar de tejados pintorescos está a menos de diez minutos en coche desde el puerto, y no hay mejor plan para un domingo por la mañana que desayunar un cream tea en alguno de sus salones de té, justo antes de dar un paseo para disfrutar de sus preciosos parajes.

Cream tea en Cockington

El cream tea es un té con scones, que se sirven con una especie de mantequilla cremosa (algo a medio camino entre la nata y la mantequilla, para ser exactos) y mermelada de fresa. El cómo comer estos scones es uno de esos asuntos culinarios que tiene a la opinión británica dividida, del mismo modo que ocurre en España con lo de la tortilla con o sin cebolla.

Aquí en Devon primero se le unta la mantequilla al scone y después la mermelada, pero la gente de Cornwall dice que es al revés, primero la mermelada y después la mantequilla.

A mí el sentido común me dice que la forma más práctica de hacerlo es la de Devon, por aquello de que la mantequilla es mucho más densa y por lo tanto mucho más difícil de extender sobre la mermelada, que la hace resbalar demasiado. El problema es que Su Majestad la Reina de Inglaterra, cuando monta merendolas en Buckingham Palace, pide que los scones sean servidos al estilo de Cornualles, lo que hace que los partidarios de esta modalidad se envalentonen con su elección y la proclamen como vencedora, a pesar de que desafía toda lógica.

¿Y vosotros? ¿La tortilla con o sin cebolla?

Cockington Village Torquay
Weavers Cottage Tea Shoppe
Weavers Cottage Tea Shoppe
Cockington Village Torquay
Cockington Village Torquay
Cockington Village Torquay
Cockington Village Torquay
Cockington Village Torquay
Cockington Village Torquay
Cockington Village Torquay

Siempre hay muchas cosas interesantes que hacer en Cockington, como ver trabajar a los distintos tipos de artesanos que tienen allí sus talleres, o participar en alguna de las actividades de carácter familiar que se organizan a lo largo del año.

Ahora en primavera acaba de arrancar el Cockington Letterboxing Trail, que consiste en una especie de búsqueda del tesoro en la que hay que localizar los doce buzones de madera escondidos por todo el lugar e ir marcando el mapa con pistas que te dan en la entrada con los sellos que hay en cada uno de ellos. No se gana ningún premio por hacerlo más allá de la satisfacción personal de haber sido capaz de descifrar los doce acertijos que dan la clave para la localización de los buzones. Pero cualquier excusa para caminar y disfrutar del buen tiempo primaveral es buena.

Cockington Letterboxing Trail
Cockington Letterboxing Trail
Truco para aplicar el protector solar encima del maquillaje

Truco para aplicar protector solar ENCIMA del maquillaje

Reconozco que hasta que no probé el spray Moisture Bomb de Garnier, hace un par de veranos, ni siquiera me había planteado que el protector solar pudiera aplicarse después del maquillaje. Para mí siempre el orden correcto había sido el lógico: hidratante, protector, maquillaje.

Moisture Bomb Protect de Garnier

Y como además en mi caso el maquillaje siempre lleva también factor de protección 30 como mínimo, nunca me he preocupado de tener que reaplicar el protector a lo largo de la jornada, a no ser que nadara o sudara en caso de estar en la playa.

Pero cuando recibí el spray de Garnier me pareció un producto de lo más práctico, porque además de hidratar la piel y ayudarme a refrescar un poco el maquillaje difuminando las líneas de expresión, me ofrecía la posibilidad de aplicar nada menos que protección de factor 30 tantas veces como quisiera a lo largo del día sin necesidad de desmaquillarme y volverme a maquillar.

Moisture Bomb y yo nos hicimos amigos inseparables, pero cuando terminé el primer envase me encontré con que no era tan fácil de conseguir en las tiendas de por aquí. Así que, durante los meses que tardé en encontrarlo de nuevo, estuve experimentando con otros protectores en formato bruma y spray convencional hasta que di con la forma más adecuada de usarlos incluso cuando ya estaba maquillada. Y eso, entre otros consejos, es lo que os cuento en mi último Cosmoclip. Espero que os guste.

Ver en Cosmo truco para aplicar protector solar encima del maquillaje

Elave Sensitive Intensive Cream dermatitis de contacto o alérgica

Elave Sensitive Intensive Cream: así me libré de la dermatitis de contacto

(AVISO: Este post es MUY LARGO. Si no te interesa para nada el tema de la dermatitis alérgica ni las posibles desventuras de una española con la seguridad social inglesa, no te lo leas. Si conoces a alguien a quien le haya tocado sufrir la dermatitis de primera mano, pásale el enlace y quizá le sea de ayuda.)

A principios de diciembre empecé a notar mis párpados especialmente secos e irritables. Como justo las molestias coincidieron con una caída acusada y repentina de las temperaturas, le eché la culpa al frío y no le di más importancia al asunto. Empecé a aplicar aceite de coco en el contorno de ojos por las noches antes de acostarme, y listo.

El aceite de coco me calmaba en el momento de aplicarlo, pero durante el resto del día la piel de los párpados seguía ligeramente irritada y reseca, aunque nada que un poco de maquillaje no pudiera disimular. Empecé a pensar que igual me estaba dando alergia alguno de mis productos, pero tras un repaso me di cuenta de que no estaba usando ningún producto nuevo. Solo mis cosméticos de siempre y en envases que ya llevaban semanas o meses abiertos, por lo que no tenía mucho sentido que me dieran alergia de repente.

Aproveché las vacaciones de Navidad en España para comprar en una farmacia una crema que me recomendó mi amiga Azu: Parpadual, con ectoína y ácido hialurónico. Esta crema no es un medicamento, y al no ser tan grasa como el aceite de coco podía ponérmela por las mañanas y luego aplicar un poco de corrector de ojeras sin problemas —durante esas semanas preferí reducir mi rutina de maquillaje al mínimo indispensable—.

Mis párpados mejoraron notablemente, pero nada más volver a Inglaterra en enero volvieron a empeorar y muchísimo.

Dermatitis de contacto
Continue reading “Elave Sensitive Intensive Cream: así me libré de la dermatitis de contacto”
Trucos para ordenar el maquillaje

Cómo mantener tu maquillaje habitual ordenado y accesible

Cuando era más jovencita era mucho más desastrosa y desordenada. Tampoco es que ahora haya cambiado de forma de ser radicalmente y de manera repentina, pero sí que valoro cada vez más mi tiempo y no me gusta malgastarlo en cosas innecesarias, como por ejemplo buscando mi rímel favorito o un determinado pincel para sombras dentro de un neceser caótico, especialmente cuando tengo algo de prisa.

Hace algún tiempo decidí invertir en un buen set de organizadores de esos de metacrilato que permiten tener todos nuestros cosméticos ordenados y recogidos pero a la vista, para poder localizar fácilmente aquello que andamos buscando. Pero antes de llegar a ese punto pasé por un par de alternativas algo más desenfadas y económicas de las que aún echo mano de vez en cuando para ciertas ocasiones —como la de mantener el orden en el maquillaje que llevo en la bolsa del gimnasio— y que he querido compartir con vosotros en este Cosmoclip.

Ver en Cosmo ideas y trucos para ordenar nuestro maquillaje

Trucos para limpiar neceser y herramientas de maquillaje

Trucos para limpiar nuestro neceser, sacapuntas y rizador de pestañas

Pocas cosas hay que me den tantísima pereza como andar limpiando brochas, Beauty Blenders y demás componentes de mi arsenal de herramientas de maquillaje. Y del sacapuntas que uso para los perfiladores de ojos y labios, mejor no hablar. Aunque ahora me dé vergüenza admitirlo, hace algunos años era de las que prefería tirar las cosas y reemplazarlas por otras nuevas, en vez de andar limpiándolas y manteniéndolas en condiciones.

Pero desde que me he propuesto consumir de una forma un poco más responsable intento comprar menos cosas y cuidarlas todo lo posible para que me duren, y para eso limpiarlas a menudo es un requisito casi imprescindible.

Así que, como soy la defensora número uno de la ley del mínimo esfuerzo para estos menesteres, estoy siempre buscando y poniendo a prueba esos trucos que nos facilitan estas ingratas pero necesarias tareas. Y en este Cosmoclip os muestro algunos de esos trucos, que con el tiempo se han convertido en mis favoritos para mantener el neceser, el sacapuntas y el rizador de pestañas impecables. Espero que os gusten.

Ver en Cosmo trucos para limpiar tu neceser y herramientas de maquillaje
Trucos para aclarar y oscurecer bases de maquillaje

Trucos para aclarar u oscurecer tu base de maquillaje

A la mayoría de la gente le varía el tono de la piel en función de si se acerca el verano o de si se ha tomado el sol en la playa. En mi caso —como no tomo el sol y llevo siempre protección solar de factor 50— el tono me varía dependiendo de si se me ha ido un poco la mano con el autobronceador o si, por el contrario, se me ha olvidado aplicármelo durante varias semanas seguidas.

En cualquiera de esas situaciones siempre viene bien tener en nuestro neceser al menos un par de bases de maquillaje de tonos diferentes para ir tirando de una u otra según nos convenga. Pero eso de tener tantos productos abiertos al mismo tiempo puede no ser una buena idea, ya que podemos encontrarnos con que el que menos usamos termine por caducarse o simplemente se estropee.

Para que eso no me pase yo lo que hago es aclarar u oscurecer mi base habitual echando mano de estos dos trucos que hoy comparto con vosotros en mi último Cosmoclip. ¡Espero que os gusten!

Ver en Cosmo trucos para aclarar y oscurecer bases de maquillaje

Cuánta cantidad usar de cada producto cosmético

¿Usas la cantidad adecuada de cada producto cosmético?

La primera vez que una dependienta me dijo que bastaba la cantidad equivalente a un grano de arroz de crema para el contorno para cada ojo, me quedé en shock. Nunca se me ha dado demasiado bien eso de calcular cantidades, y siempre he pensado que mejor que sobre que no que falte. Así que en lo concerniente al contorno de ojos he desperdiciado mucho más producto del que debería a base de embadurnarme las cuencas como si no hubiera un mañana.

Y por si acaso estáis en la misma situación en la que estaba yo, en mi Cosmoclip de esta semana os he hecho una lista con algo de ayuda visual para que os hagáis a la idea de cuál es la cantidad recomendada para usar según el tipo de producto: sérum, base de maquillaje, hidratante, exfoliante, limpiador, etc.

¡Espero que os parezca interesante! 🙂

Ver en Cosmo cuál es la cantidad adecuada de cada producto cosmético

Cuarto de baño sin plásticos

Cómo librarte de una vez por todas de los envases de plástico en tu cuarto de baño

En el vecindario en el que vivo pasan a recoger el reciclaje una vez por semana, los miércoles por la mañana. No es como en España, que uno puede ir cualquier día con su bolsa al contenedor correspondiente para quitarse de en medio los envases de vidrio o plástico que tenga por casa. Toca guardarlos durante toda la semana, y a veces en las casas pequeñas eso supone tener que andar jugando al Tetris en algún armario o trastero, o incluso en la propia cocina.

Pero el lado positivo es que, cada vez que hago la compra en el supermercado ahora me lo pienso dos veces antes de comprar algo que venga en bandeja de plástico, y siempre intento encontrar otros productos alternativos. Aunque solo sea por el egoísmo de no tener que andar bregando con el reciclaje en casa durante toda la semana, pero lo importante es que el efecto es positivo en el medio ambiente.

Champú sólido de Lush

Desde hace tiempo y por cuestiones prácticas a la hora de viajar con equipaje de mano me he pasado a los champús y acondicionadores en pastilla. Empezó siendo solo un truco para saltarse las dichosas restricciones referentes a los líquidos al viajar en avión, pero la verdad es que me parece un formato muy práctico para este tipo de producto. Y como estaba segura de que tenía que haber también otras soluciones similares para otros productos cosméticos, me propuse hace algún tiempo llegar a tener un cuarto de baño lo más libre posible de plásticos. Y justo la semana pasada me crucé en Facebook con este vídeo al respecto que me ha dado algunas ideas y que hoy quiero compartir con vosotros.

tres formas de llevar un fular con una pulsera

3 formas de llevar un fular con una pulsera rígida

Con estas temperaturas los pañuelos y bufandas dejan de ser un accesorio más para convertirse en nuestros grandes aliados para evitar terminar con un catarro monumental o una faringitis de las de andar todo el día con una pastilla de Lizipaina en la boca.

Ya he hecho varios vídeos dando ideas para lucir tanto bufandas como pañuelos de formas distintas y originales, y puede que un día de estos os haga un post recopilatorio con todos estos vídeos —al estilo de la enciclopedia de las trenzaspara que los tengáis más a manos, por si acaso sois tan fans de los pañuelos como yo, que hasta para estar por casa me los pongo.

Pero mientras llega ese recopilatorio os dejo con mi último Cosmoclip, en el que os muestro tres formas divertidas y diferentes en que podéis llevar vuestra bufanda o fular favorito con la ayuda de una pulsera rígida. ¡Espero que os guste!

Ver en Cosmo 3 formas de llevar un pañuelo con una pulsera rígida

Trucos para no mancharte los dientes de pintalabios

No tengo término medio con los labiales: o llevo los labios en un discretísimo nude, o me da por ponerme llamativa con un par de pasadas del Russian Red de MAC. Con los colores suaves no hay mucho de lo que preocuparse, pero cuando se trata de las tonalidades más intensas he acabado en más de una ocasión con los dientes llenos de manchitas rojas y sin percatarme de ello.

Creo que ya he mencionado alguno de los trucos que os muestro esta semana en algún Cosmoclip anterior, pero tenía pendiente hacer un nuevo vídeo enumerando mi rutina habitual e infalible para mantener mis dientes impolutos cuando me inclino por pintalabios intensos y cremosos. ¡Espero que os guste!

ver en cosmo trucos para que el labial no manche los dientes

¿Os pasa también a vosotras eso de que al maquillaros los labios de color rojo se os levanta inmediatamente el ánimo? 🙂