Santa baby este año he sido buena

Decoración navideña y cena de Nochebuena

Calcetín gigante para Papá NoelMi ordenador portátil ha vuelto a estropearse —justo el día anterior a mi viaje de vuelta a España—, y por culpa de ese contratiempo estos días estoy publicando menos de lo habitual. Tampoco he podido seguir el ritmo que me había propuesto de publicar un Vlogmas semanal en mi canal de Youtube, aunque esto espero remediarlo subiendo un vídeo este fin de semana y otro cuando terminen las fiestas. Leer Más

Las princesas Disney están enganchadas al móvil

Princesas Disney enganchadas al móvil

Hace poco vi un post en el que mostraban cómo serían los príncipes y princesas Disney si fueran personas reales en lugar de dibujos animados. La verdad es que el resultado, mezcla de elegir a los modelos adecuados y de sumarle un poco de retoque fotográfico, estaba bastante conseguido.

Pero a la hora de llevar a las princesas Disney al mundo real les faltó añadir un detalle muy importante: el móvil. Porque si estas princesas fueran chicas reales de hoy en día es más que probable que todas estuvieran enganchadas a subir fotos de cupcakes a Instagram, y se enfadarían cuando las fotos de la Sirenita tuvieran más likes solo porque ella enseña las conchasLeer Más

Descubriendo el universo de fantasía de Oz

Evento Mago de Oz

Oz, un mundo de fantasía se ha estrenado este fin de semana en los cines de nuestro país, aunque debo confesar que yo tuve la suerte de verla antes de su estreno oficial en un pase privado para bloggers organizado por Disney España. Además de disfrutar de la proyección en 3D de la película tuvimos la ocasión de descubrir algunos detalles muy curiosos, como los bocetos de los maravillosos vestidos que las brujas buenas y las no tan buenas lucieron durante la precuela de El Mago de OzLeer Más

Ni fueron felices ni comieron perdices: Las princesas caídas de Dina Goldstein

Snowhite by Dina Goldstein

Las expectativas irreales que las historias de Disney graban a fuego en la mente de muchas niñas, concretamente en la de su hija, fue el motivo que impulsó a la fotógrafa Dina Goldstein a crear su serie Fallen princesses, en la que nos muestra lo que podría ser la cruda realidad de la vida cotidiana de las princesas de los cuentos clásicos más allá del y fueron felices y comieron perdices.

Seamos realistas, lo más probable es que a Blancanieves su apuesto marido no le ayudase demasiado con las tareas domésticas, amparándose en el argumento de que después de cuidar de siete enanitos, cuatro críos llorones seguro que eran pan comido para ella. Mucho más descansada estaría en cambio la Bella Durmiente. Aunque después de cien años de siesta el que otrora fue su joven y atractivo príncipe tendría edad para estar como mínimo en una residencia de ancianos.  Leer Más