Carmen Velarde Yoga Slim 7

En busca de inspiración

Por culpa de la pandemia todos echamos de menos cosas realmente importantes, como familiares y amigos a los que no hemos tenido la oportunidad de ver tanto como nos gustaría. Pero también hay detalles de nuestra vida cotidiana que esta situación nos ha arrebatado sin miramientos, y aunque se trate de cosas pequeñas y aparentemente sin tanta importancia, al final todo es un suma y sigue que termina por restar enteros a nuestra paz mental y a nuestro equilibrio emocional.

Habrá quienes echen de menos la pausa de media mañana para tomar un café con los compañeros de oficina, o las clases de bailes de salón, o poder probarse la ropa o el maquillaje al ir de compras. Cosas en las que antes ni reparábamos mentalmente de tan asumidas como naturales que las teníamos. Leer Más

Claire Wineland

Claire Wineland

Estaba yo este fin de semana vagabundeando un rato por YouTube cuando me apareció entre los vídeos recomendados un documental de YouTube Originals que no llevaba más título que Claire.

La protagonista era Claire Wineland, una video blogger norteamericana de 21 años diagnosticada desde su nacimiento con fibrosis quística que había ido ganándole a golpe de buen humor el pulso a la reducida esperanza de vida que le habían dado los médicos desde que era solo un bebé.

Desde el primer minuto del documental me quedé embelesada con su desparpajo y su carisma, así que pausé el vídeo y busqué su canal de YouTube. Leer Más

Me gusta la lluvia

Sobre lluvia e inspiración

Me gusta la lluvia. Hala, ya podéis empezar a maldecirme y soltarme los perros. Claro que hay lluvias y lluvias. Los temporales en los que el viento hace que el paraguas se doble en plan contorsionista creo que no le gustan a nadie. Pero la lluvia tranquila y suave puede resultar de lo más relajante.

Look para un día de lluvia

Supongo que el hecho de trabajar desde casa durante la mayor parte del tiempo ayuda mucho. De hecho lo que no ayuda a trabajar desde casa es ver un día soleado por la ventana. Cuando amanece una de esas mañanas radiantes empiezo enseguida a maquinar excusas para salir de casa a hacer todo tipo de recados, aunque no sean realmente urgentes. Así que en mi caso puedo decir que la lluvia me ayuda a ser bastante más productiva en el trabajo. Además esa instrospección a la que invitan los días de aguaceros otoñales puede propiciar la creatividad si nos dedicamos a cualquier tarea de índole artística.

Y precisamente sobre lluvia y sobre inspiración hemos estado reflexionando mis compañeras y yo en las dos últimas entregas de la sección del COSMOJurado de bloggers, así que si aún no la habéis leído aprovechad ahora para dar una vuelta por allí. 😉