Querida yo a los dieciséis… (Vídeo)

Todos hemos fantaseado alguna vez con encontrar la manera de viajar en el tiempo para advertirnos a nosotros mismos de lo que el futuro nos tenía preparado, o para hacernos cambiar de opinión respecto a alguna decisión importante que en su día tomamos, y de la que tiempo después nos arrepentimos.

Si pudiera enviar un mensaje a mi “yo” a los dieciséis años trataría de convencerme de no tener tan en cuenta la opinión de los demás sobre mí misma, y me obligaría a tomarme menos en serio alguna que otra ruptura amorosa.

En realidad, no querría más cambios, porque todo lo que soy ahora es fruto de cuanto me ha ido pasando y de mi manera de enfrentarme a las cosas, aunque sí que haría como en este vídeo, y me pediría a mí misma prestar más atención a mi salud.

Se acercan el verano y los días de playa, y el engañoso aspecto saludable de una piel muy bronceada es a veces demasiado tentador. Si pudiera hablarle a mi yo a los dieciséis años, le diría que se olvidara de locuras con aceites bronceadores a horas peligrosas, que nunca se metiera en una cabina de rayos UVA, que la piel blanca también es hermosa, y que jamás, bajo ningún concepto, se debe arriesgar la salud por motivos estéticos. (Sigue leyendo para ver el vídeo)

*Quiero dedicar este post a dos de mis amigas: Uxue, que debe de odiarme por la tabarra que le di cuando me comentó que quería darse rayos UVA, y Amalia por la de veces que le queda por escuchar de mis labios que deje de dárselos.

9 respuestas a “Querida yo a los dieciséis… (Vídeo)

  1. Yo soy de Malaga y he visto ha muchisima gente que no usa protector solar sin darse cuenta de lo perjudicial que es, la piel tiene memoria y pasa factura, en una ocasion fui de viajea Sierra Nevada y tuve quemaduras de segundo grado por no echarme proteccion, alli es mas peligroso porque al estar a mas de 3000 m los rayos uva del sol estan mas cerca, fue una semana horrible con fiebre, sudores, dolor, no podia dormir y mucho menos mirarme al espejo, estaba hinchada, roja, tenia pompas por toda la cara, me dolia hasta al reirme, al llorar, gracias a dios se quedo en una simple anecdota, espero que mi historia sirva para que no ocurra algo peor, usen protector solar…besos

    Me gusta

    1. Hola Ana, muchísimas gracias por compartir tu historia con nosotros, estoy segura de que a más de uno le servirá al menos para verle las orejas al lobo. Yo me quedé una vez dormida en la piscina, y aunque estaba a la sombra de un árbol, ésta fue desplazándose a medida que pasó el tiempo, y una parte de mis piernas quedó expuesta al sol. Normalmente no me quemo con facilidad, pero en esa ocasión, como era la franja horaria más peligrosa, me hice unas quemaduras horribles, com ampollas incluso, y hasta tuve que estar de baja.

      Es justo lo que tú dices, la piel tiene memoria y pasa factura, y antes o después todos pagamos ese tipo de excesos, como le pasó a Ladychena, que incluso se ha vuelto “alérgica” al sol.

      Debemos mentalizarnos de que toda protección es poca, y hacérselo ver sobre todo a los más jóvenes, que son los que más suelen arriesgarse de manera inconsciente.

      Me gusta

  2. Además ¿y la cantidad de estilismos que se pueden hacer con sombreros, gorras y pamelas? Tienes que dedicarles un post un día de éstos. Este año llevo TODOS LOS DÍAS protección 90 y me he comprado un par de sombreritos muy monos. Empizo a tener manchas en la piel y no quiero que ninguna de ellas se convierta en sospechosa. Un beso!

    Me gusta

¿Charlamos sobre esto? :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s