Kaley Cuoco también es adicta a la oximetazolina

Kaley Cuoco se opera la nariz

Me salgo un poco de mi temática habitual para hablar sobre la reciente operación de nariz de la actriz Kaley Cuoco, protagonista de la popular serie The big bang theory. Unas imágenes de Kaley convaleciente durante estas navidades hicieron que saltaran las alarmas y que la prensa rosa empezara a especular sobre si se había operado la nariz por motivos estéticos.

Pero ella misma se ha encargado de desmentirlo en el programa de Ellen DeGeneres y ha confesado que ha sido su adicción a los sprays nasales la culpable de su paso por quirófano. Kaley no sabía vivir sin su bote de Afrin (la marca es lo de menos, todos llevan lo mismo, oximetazolina) y cuenta que incluso a la hora de elegir un clutch para asistir a algún evento o alfombra roja lo primero que miraba era que el bote cupiese dentro. No os imagináis lo identificada que me he sentido con ella. 

Tras varios años enganchada a los dichosos sprays por lo visto sus fosas nasales han acabado tan destrozadas que su otorrino le dijo que la única solución era operarlas, y Kaley dice que ha sido una de las peores experiencias de su vida.

A finales de septiembre de 2013 publique este post sobre la adicción a la oximetazolina y sobre cómo la estaba superando yo. Por aquel entonces ya solo usaba una cantidad muy pequeña y muy diluida en suero fisiológico para poder dormir, y pensaba que podría dejarla del todo enseguida. Lo cierto es que al final me fui relajando y como no me sentía muy culpable porque solo usaba esa cantidad tan pequeña para dormir, he estado más de un año con el maldito bote en la mesita de noche.

Por eso uno de mis propósitos para este año era conseguir dejarlo del todo (que conste que me lo propuse antes de saber lo de Kaley). Y puedo decir orgullosa que desde el día de Reyes no he vuelto a tocar ni una sola gota de Utabon. Me ha costado algunas noches de dormir muy mal, pero no ha sido tan duro como me imaginaba, quizá porque llevaba un año usando solo la versión diluida (1/5 parte de Utabon y 4/5 de suero). Supongo que todo es cuestión de echarle fuerza de voluntad al asunto.

Se supone que estos sprays solo crean adicción y efecto rebote (cada vez necesitas más dosis cada menos tiempo para notar el efecto descongestionante) si los usas más de tres días seguidos, pero yo por si acaso no pienso volver a acercarme a un bote de Utabon ni aunque la peor de las gripes me impida respirar.

Si alguno de vosotros también está pasando por este mismo problema os aconsejo que toméis cartas en el asunto cuanto antes y que os propongáis dejarlo de verdad, antes de que el daño a las fosas nasales sea irreversible y os pase como a pobre de Kaley Cuoco y os toque pasar por quirófano.

2 respuestas a “Kaley Cuoco también es adicta a la oximetazolina

¿Charlamos sobre esto? :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.