Trucos caseros con cubitos de hielo

Trucos caseros y de belleza usando cubitos de hielo

Hace algún tiempo compartí con vosotros este vídeo en el que os mostraba algunos trucos de belleza para los que lo único que necesitábamos era un poco de agua caliente. Esta semana me voy al extremo contrario y os enseño algunas cosas muy útiles que podemos hacer utilizando tan solo algunos cubitos de hielo. Espero que este Cosmoclip os parezca interesante.

Ver en Cosmo vídeo trucos con cubitos de hielo

¿Conoces algún otro truco usando cubitos de hielo? ¡Cuéntamelo en un comentario! 🙂

Trucos para que no se enreden los auriculares

Trucos para que no se enreden los auriculares en el bolso

A pesar de que los fabricantes de móviles nos empujan cada vez más hacia los auriculares BlueTooth a base de quitarnos el conector mini jack en los nuevos dispositivos, somos muchos los que, por un motivo o por otro, seguimos usando auriculares con cable en nuestro día a día. En mi caso, aunque tengo unos SkullCandy BlueTooth maravillosos, al ser estos de diadema no me parece demasiado práctico llevarlos siempre conmigo en el bolso. Por eso los dejo reservados para usar en casa o para los viajes en avión, por ejemplo.

Para el resto del tiempo no me queda más remedio que tirar de adaptadores para suplir la falta de conector mini jack y seguir usando unos EarPods, que son los que más cómodos me resultan. Pero uno de los problemas que tienen este tipo de auriculares es que parece que tienen vida propia y que se mueven por su cuenta dentro de la mochila: siempre acaban hechos un lío y muy enredados si te descuidas un poco.

Y como sé que este es uno de esos pequeños dramas cotidianos del primer mundo que sufrimos la mayoría, en mi último Cosmoclip he querido reunir una serie de trucos caseros y consejos para evitar que nos ocurra. ¡Espero que os guste!

Trucos para mantener el bolso ordenado

Ideas para mantener tu bolso siempre organizado

Como me gustan los bolsos grandes siempre termino llenándolos de cosas que no necesito, y supongo que esa es la causa principal de que me pase la mayor parte del tiempo con los hombros doloridos. Además, cuantas más cosas acumulo, más difícil me resulta encontrar lo que ando buscando cada vez que meto la mano en el bolso. Y eso por no hablar de la pereza que me suele dar cambiarlo todo de un bolso a otro, por lo que al final casi siempre acabo usando el mismo todos los días.

Hace poco me propuse obligarme a mí misma a llevar bolsos más pequeños con el objetivo de llevar encima solo lo indispensable, y debo reconocer que no lo estoy haciendo del todo mal porque llevo un par de meses apañándome con bandoleras un poco más discretas para el día a día.

Pero hay ocasiones en las que no queda más remedio que echar mano de un bolso más grande, sobre todo si vamos a viajar o si vamos a trabajar y tenemos que llevar con nosotros documentos, o tablets y cargadores. En esos casos es imprescindible hacer un esfuerzo extra para mantenerlo todo bien ordenado y evitar que el caos reine en el interior del bolso, con el estrés añadido que eso puede suponer en algunas situaciones. Y para ello nada como estos trucos y consejos que os muestro en mi último Cosmoclip.

5 trucos usando sombras de ojos

5 cosas que no sabías que podías hacer con tus sombras de ojos

Ya sabéis lo mucho que me gusta ponerme a imaginar todo tipo de usos alternativos que podemos darle a cada uno de nuestros cosméticos, sobre todo a la hora de conseguir un neceser lo más minimalista posible para viajar.

Antes, llevar una paleta de sombras en la maleta me parecía un desperdicio de espacio. Prefería llevar alguna sombra suelta acoplada en algún rincón de mi bolsa de maquillaje, o como mucho dos tonos para poder jugar un poco más en caso de tener que alternar looks informales con otros un poco más arreglados.

Pero una vez, por error, metí en mi maleta el neceser equivocado —hace tiempo tenía la costumbre de acumular neceseres de más— y en lugar de con mi arsenal de maquillaje habitual, al llegar a mi destino me encontré con que solo llevaba una vieja paleta de sombras, un rímel a punto de morir y uno de los cientos de correctores de ojeras que había probado y descartado pero no me había atrevido a tirar.

Improvisando y jugando un poco con las sombras pude hacerme un maquillaje de lo más completo, y desde entonces siempre llevo una pequeña paleta de sombras conmigo, por si acaso me toca volver a poner en práctica alguno de los trucos que os muestro en mi último Cosmoclip.

Ver en Cosmo - vídeo trucos sombras de ojos

Trucos para ordenar el maquillaje

Cómo mantener tu maquillaje habitual ordenado y accesible

Cuando era más jovencita era mucho más desastrosa y desordenada. Tampoco es que ahora haya cambiado de forma de ser radicalmente y de manera repentina, pero sí que valoro cada vez más mi tiempo y no me gusta malgastarlo en cosas innecesarias, como por ejemplo buscando mi rímel favorito o un determinado pincel para sombras dentro de un neceser caótico, especialmente cuando tengo algo de prisa. Sigue leyendo “Cómo mantener tu maquillaje habitual ordenado y accesible”

Trucos para limpiar neceser y herramientas de maquillaje

Trucos para limpiar nuestro neceser, sacapuntas y rizador de pestañas

Pocas cosas hay que me den tantísima pereza como andar limpiando brochas, Beauty Blenders y demás componentes de mi arsenal de herramientas de maquillaje. Y del sacapuntas que uso para los perfiladores de ojos y labios, mejor no hablar. Aunque ahora me dé vergüenza admitirlo, hace algunos años era de las que prefería tirar las cosas y reemplazarlas por otras nuevas, en vez de andar limpiándolas y manteniéndolas en condiciones.

Pero desde que me he propuesto consumir de una forma un poco más responsable intento comprar menos cosas y cuidarlas todo lo posible para que me duren, y para eso limpiarlas a menudo es un requisito casi imprescindible.

Así que, como soy la defensora número uno de la ley del mínimo esfuerzo para estos menesteres, estoy siempre buscando y poniendo a prueba esos trucos que nos facilitan estas ingratas pero necesarias tareas. Y en este Cosmoclip os muestro algunos de esos trucos, que con el tiempo se han convertido en mis favoritos para mantener el neceser, el sacapuntas y el rizador de pestañas impecables. Espero que os gusten.

Ver en Cosmo trucos para limpiar tu neceser y herramientas de maquillaje
Trucos para aclarar y oscurecer bases de maquillaje

Trucos para aclarar u oscurecer tu base de maquillaje

A la mayoría de la gente le varía el tono de la piel en función de si se acerca el verano o de si se ha tomado el sol en la playa. En mi caso —como no tomo el sol y llevo siempre protección solar de factor 50— el tono me varía dependiendo de si se me ha ido un poco la mano con el autobronceador o si, por el contrario, se me ha olvidado aplicármelo durante varias semanas seguidas.

En cualquiera de esas situaciones siempre viene bien tener en nuestro neceser al menos un par de bases de maquillaje de tonos diferentes para ir tirando de una u otra según nos convenga. Pero eso de tener tantos productos abiertos al mismo tiempo puede no ser una buena idea, ya que podemos encontrarnos con que el que menos usamos termine por caducarse o simplemente se estropee.

Para que eso no me pase yo lo que hago es aclarar u oscurecer mi base habitual echando mano de estos dos trucos que hoy comparto con vosotros en mi último Cosmoclip. ¡Espero que os gusten!

Ver en Cosmo trucos para aclarar y oscurecer bases de maquillaje

Truco para envolver regalos sin cinta adhesiva

Truco para envolver regalos sin usar cinta adhesiva

Los que ya lleváis algún tiempo pasando por el blog sabéis lo muchísimo que me gusta envolver regalos, y que siempre ando buscando formas originales de hacerlo pero que sean al mismo tiempo rápidas y fáciles. Porque amparándose en la excusa de que a mí me gusta hacerlo, en mi familia son muy dados a encargarme que envuelva la mayoría de los regalos de Navidad. Y siempre me lo dicen en el último minuto. Así que me ha tocado pasar más de una Nochebuena escondida en alguna habitación envolviendo paquetes a toda prisa mientras los demás se encargaban de poner la mesa y terminar de preparar los canapés.

En Cosmoclips de años anteriores os enseñaba algunas formas de envolver con las que se aprovecha el papel al máximo, algo que viene genial si vamos cortos de papel y os toca como a mí envolver en el último minuto y sin margen para compras de emergencia.

Pero lo que os muestro este año es un truco que os salvará el día si lo que ha ocurrido es que os habéis quedado sin celo o cinta adhesiva.

Ver en Cosmo cómo envolver regalos sin celo

Aprovecho para desearos una muy feliz Navidad y que Papá Noel o los Reyes Magos se porten bien con vosotros. Y recordaros de paso que os portéis bien después de abrir vuestros regalos y no os olvidéis de reciclar el papel y las cajas. 😉

Bálsamo casero de aceite de coco para proteger tus labios del frío

Cómo hacer un bálsamo labial casero de aceite de coco

Aquí el frío ha llegado de golpe y de forma casi inesperada —inesperada al menos para mí, que como no veo la tele no me entero de la predicción meteorológica hasta que me da por mirarla en el móvil—, y buena prueba de ellos son los tres grados bajo cero de sensación térmica que tuvimos ayer en algunas zonas de la Riviera Inglesa.

Cuando la temperatura baja tan drásticamente hay que tener cuidado porque nos puede pasar factura en la piel del rostro, de las manos, y en el pelo. Los labios suelen ser los que más sufren con el frío, así que quiero compartir con vosotros esta receta para fabricar un bálsamo labial casero a base de aceite de coco y manteca de cacao que estoy usando estos meses.

Gracias a este bálsamo casero mis labios están hidratados y protegidos todo el tiempo, y he conseguido evitar de momento que se me acaben despellejando como viene siendo habitual para mí en esta época del año. ¡Espero que este Cosmoclip os parezca interesante!

Cómo fabricar un bálsamo casero para los labios

Truco para rímel sin grumos y arreglar polvos compactos

Trucos para un rímel sin grumos y unos polvos compactos siempre como nuevos

No es por ponerme pesimista o filosófica, pero con el tiempo todo va siempre a peor. Y nuestros cosméticos tampoco se libran. A base de abrirla y cerrarla nuestra máscara de pestañas tiende a secarse en tiempo récord —a menudo incluso mucho antes de lo que predecía su fecha de caducidad—, y eso se traduce en un montón de grumos a la hora de aplicarla.

Y los productos en formato de polvos compactos acaban endureciéndose y dificultando que podamos tomar con nuestra brocha la cantidad adecuada para maquillarnos. Por suerte son dos problemas que tienen una solución tan relativamente sencilla como fichar estos trucos que os muestro en mi último Cosmoclip.

Ver en Cosmo trucos para rímel sin grumos

P.D.: aprovecho para recordaros que en este otro vídeo que publiqué hace algún tiempo os explicaba otra forma —un poco más agresiva, pero también muy eficaz— de poner a punto nuestros cosméticos en polvo. 😉