Truco para aplicar el protector solar encima del maquillaje

Truco para aplicar protector solar ENCIMA del maquillaje

Reconozco que hasta que no probé el spray Moisture Bomb de Garnier, hace un par de veranos, ni siquiera me había planteado que el protector solar pudiera aplicarse después del maquillaje. Para mí siempre el orden correcto había sido el lógico: hidratante, protector, maquillaje.

Moisture Bomb Protect de Garnier

Y como además en mi caso el maquillaje siempre lleva también factor de protección 30 como mínimo, nunca me he preocupado de tener que reaplicar el protector a lo largo de la jornada, a no ser que nadara o sudara en caso de estar en la playa.

Pero cuando recibí el spray de Garnier me pareció un producto de lo más práctico, porque además de hidratar la piel y ayudarme a refrescar un poco el maquillaje difuminando las líneas de expresión, me ofrecía la posibilidad de aplicar nada menos que protección de factor 30 tantas veces como quisiera a lo largo del día sin necesidad de desmaquillarme y volverme a maquillar.

Moisture Bomb y yo nos hicimos amigos inseparables, pero cuando terminé el primer envase me encontré con que no era tan fácil de conseguir en las tiendas de por aquí. Así que, durante los meses que tardé en encontrarlo de nuevo, estuve experimentando con otros protectores en formato bruma y spray convencional hasta que di con la forma más adecuada de usarlos incluso cuando ya estaba maquillada. Y eso, entre otros consejos, es lo que os cuento en mi último Cosmoclip. Espero que os guste.

Ver en Cosmo truco para aplicar protector solar encima del maquillaje

Trucos para ordenar el maquillaje

Cómo mantener tu maquillaje habitual ordenado y accesible

Cuando era más jovencita era mucho más desastrosa y desordenada. Tampoco es que ahora haya cambiado de forma de ser radicalmente y de manera repentina, pero sí que valoro cada vez más mi tiempo y no me gusta malgastarlo en cosas innecesarias, como por ejemplo buscando mi rímel favorito o un determinado pincel para sombras dentro de un neceser caótico, especialmente cuando tengo algo de prisa.

Hace algún tiempo decidí invertir en un buen set de organizadores de esos de metacrilato que permiten tener todos nuestros cosméticos ordenados y recogidos pero a la vista, para poder localizar fácilmente aquello que andamos buscando. Pero antes de llegar a ese punto pasé por un par de alternativas algo más desenfadas y económicas de las que aún echo mano de vez en cuando para ciertas ocasiones —como la de mantener el orden en el maquillaje que llevo en la bolsa del gimnasio— y que he querido compartir con vosotros en este Cosmoclip.

Ver en Cosmo ideas y trucos para ordenar nuestro maquillaje

Trucos para limpiar neceser y herramientas de maquillaje

Trucos para limpiar nuestro neceser, sacapuntas y rizador de pestañas

Pocas cosas hay que me den tantísima pereza como andar limpiando brochas, Beauty Blenders y demás componentes de mi arsenal de herramientas de maquillaje. Y del sacapuntas que uso para los perfiladores de ojos y labios, mejor no hablar. Aunque ahora me dé vergüenza admitirlo, hace algunos años era de las que prefería tirar las cosas y reemplazarlas por otras nuevas, en vez de andar limpiándolas y manteniéndolas en condiciones.

Pero desde que me he propuesto consumir de una forma un poco más responsable intento comprar menos cosas y cuidarlas todo lo posible para que me duren, y para eso limpiarlas a menudo es un requisito casi imprescindible.

Así que, como soy la defensora número uno de la ley del mínimo esfuerzo para estos menesteres, estoy siempre buscando y poniendo a prueba esos trucos que nos facilitan estas ingratas pero necesarias tareas. Y en este Cosmoclip os muestro algunos de esos trucos, que con el tiempo se han convertido en mis favoritos para mantener el neceser, el sacapuntas y el rizador de pestañas impecables. Espero que os gusten.

Ver en Cosmo trucos para limpiar tu neceser y herramientas de maquillaje
Trucos para aclarar y oscurecer bases de maquillaje

Trucos para aclarar u oscurecer tu base de maquillaje

A la mayoría de la gente le varía el tono de la piel en función de si se acerca el verano o de si se ha tomado el sol en la playa. En mi caso —como no tomo el sol y llevo siempre protección solar de factor 50— el tono me varía dependiendo de si se me ha ido un poco la mano con el autobronceador o si, por el contrario, se me ha olvidado aplicármelo durante varias semanas seguidas.

En cualquiera de esas situaciones siempre viene bien tener en nuestro neceser al menos un par de bases de maquillaje de tonos diferentes para ir tirando de una u otra según nos convenga. Pero eso de tener tantos productos abiertos al mismo tiempo puede no ser una buena idea, ya que podemos encontrarnos con que el que menos usamos termine por caducarse o simplemente se estropee.

Para que eso no me pase yo lo que hago es aclarar u oscurecer mi base habitual echando mano de estos dos trucos que hoy comparto con vosotros en mi último Cosmoclip. ¡Espero que os gusten!

Ver en Cosmo trucos para aclarar y oscurecer bases de maquillaje

Trucos para no mancharte los dientes de pintalabios

No tengo término medio con los labiales: o llevo los labios en un discretísimo nude, o me da por ponerme llamativa con un par de pasadas del Russian Red de MAC. Con los colores suaves no hay mucho de lo que preocuparse, pero cuando se trata de las tonalidades más intensas he acabado en más de una ocasión con los dientes llenos de manchitas rojas y sin percatarme de ello.

Creo que ya he mencionado alguno de los trucos que os muestro esta semana en algún Cosmoclip anterior, pero tenía pendiente hacer un nuevo vídeo enumerando mi rutina habitual e infalible para mantener mis dientes impolutos cuando me inclino por pintalabios intensos y cremosos. ¡Espero que os guste!

ver en cosmo trucos para que el labial no manche los dientes

¿Os pasa también a vosotras eso de que al maquillaros los labios de color rojo se os levanta inmediatamente el ánimo? 🙂

Cosméticos de ingredientes naturales

¡Mira la etiqueta! Ingredientes que evitar en los cosméticos

Sabes que te estás haciendo mayor cuando pasas más tiempo mirando la etiqueta de los ingredientes de un cosmético que la que marca el precio. Y tres cuartos de lo mismo con la ropa: si una rebaja de las de ganga no es suficiente para pasar por alto ese porcentaje de poliéster eso quiere decir que estás en una etapa de la vida de la que ya no hay vuelta atrás.

Reconozco que yo empecé mirando las etiquetas de la composición de las prendas que compraba más por pereza que por otra cosa. Por muy atractivo que fuera el precio no era suficiente excusa para llevarme esa prenda a casa si la compra implicaba que iba a tener que andar lavando a mano o evitando la secadora. A medida que fui siendo más consciente del impacto que la industria de la moda tiene en el medio ambiente, además de preocuparme de que la ropa que compraba no exigiera demasiados cuidados, empecé a apostar cada vez más por fibras naturales y por marcas que cuidasen en ese sentido su producción.

Y ya no solo por altruismo o por no contribuir a cargarnos el único planeta que tenemos para vivir, sino también por una cuestión más inmediata como es la salud a medio y largo plazo. Porque otra de las cosas que me dejó en shock cuando investigué un poco sobre el asunto fue la cantidad de reacciones alérgicas y enfermedades de la piel que podían llegar a causar ciertos químicos que se utilizan durante las distintas fases de producción de la moda low cost.

Pero si nos preocupa —y con razón— la ropa que está cada día en contacto con nuestra piel, no deberían preocuparnos menos las cremas y productos cosméticos que absorbemos continuamente a través de este órgano tan maravilloso y fascinante, al que muy a menudo no le prestamos toda la atención que se merece. Continue reading “¡Mira la etiqueta! Ingredientes que evitar en los cosméticos”

Truco para rímel sin grumos y arreglar polvos compactos

Trucos para un rímel sin grumos y unos polvos compactos siempre como nuevos

No es por ponerme pesimista o filosófica, pero con el tiempo todo va siempre a peor. Y nuestros cosméticos tampoco se libran. A base de abrirla y cerrarla nuestra máscara de pestañas tiende a secarse en tiempo récord —a menudo incluso mucho antes de lo que predecía su fecha de caducidad—, y eso se traduce en un montón de grumos a la hora de aplicarla.

Y los productos en formato de polvos compactos acaban endureciéndose y dificultando que podamos tomar con nuestra brocha la cantidad adecuada para maquillarnos. Por suerte son dos problemas que tienen una solución tan relativamente sencilla como fichar estos trucos que os muestro en mi último Cosmoclip.

Ver en Cosmo trucos para rímel sin grumos

P.D.: aprovecho para recordaros que en este otro vídeo que publiqué hace algún tiempo os explicaba otra forma —un poco más agresiva, pero también muy eficaz— de poner a punto nuestros cosméticos en polvo. 😉

Consejos para una entrevista de trabajo

Consejos para causar buena impresión en una entrevista de trabajo

Si hay un momento en el que resulta crucial prestar toda la atención posible a nuestra imagen es sin duda a la hora de afrontar nuestra entrevista para conseguir un nuevo trabajo. Como es muy fácil cometer ciertos errores en este tipo de situaciones, he querido hacer un pequeño recopilatorio con los que para mí son los consejos esenciales a tener en cuenta antes de sentarnos frente a un entrevistador.

Desde mi punto de vista, lo primero que debemos hacer es recabar toda la información posible sobre la empresa que ha decidido publicar ofertas de empleo. Lo ideal sería poder hacer una visita a las instalaciones de la misma unos días antes de nuestra entrevista para comprobar la etiqueta que siguen el resto de empleados en lo que a vestimenta se refiere. Si no nos es posible ir en persona antes de la entrevista siempre podemos tirar de internet e investigar por ejemplo los perfiles sociales de la empresa para familiarizarnos con su filosofía y descubrir la mejor forma de adaptarnos a ella. Continue reading “Consejos para causar buena impresión en una entrevista de trabajo”

3 acabados con un mismo labia

Cómo conseguir tres acabados distintos con un mismo labial

Cuesta mucho encontrar la barra de labios perfecta, esa que además de quedarnos de maravilla es lo suficientemente versátil como para poder sacarle partido en todo tipo de ocasiones. A veces encontramos una barra con un color que nos enamora, pero no nos acaba de convencer la textura. O nos encanta el acabado pero la duración no es la que nos gustaría. Continue reading “Cómo conseguir tres acabados distintos con un mismo labial”

¿Sabes cuándo caducan tus cosméticos?

Es fácil despistarse y terminar usando esa sombra de ojos en crema que lleva sabe Dior cuánto tiempo sepultada bajo mil productos en el fondo de nuestro neceser. Pero ese pequeño despiste, que muchas veces nos parece sin demasiada importancia, puede costarnos algún que otro disgusto —y lo digo por propia experiencia—. Porque puede que no nos pase nada por usar una base de maquillaje un poco caducada, o que solo nos salga un pequeño sarpullido en el peor de los casos, pero la cosa es un poco más delicada por ejemplo en lo referente a los productos que están en contacto con los ojos. Con este tipo de cosméticos, una vez pasada la fecha de consumo desde la apertura, los conservantes dejan de cumplir su función y las bacterias empiezan a campar a sus anchas, degradando el producto y haciéndonos correr el riesgo de terminar con una conjuntivitis.

Y peores consecuencias puede tener usar un protector solar caducado, ya que este tipo de productos directamente pierden toda su capacidad protectora una vez pasada la fecha de caducidad.

Normalmente la fecha de consumo recomendado desde la apertura viene indicada en meses en el propio producto o en el envase, pero puede que os pase como a mí y que muchas veces tiréis las cajas y no recordéis cuántos meses decía la marca que teníais de margen para terminar el cosmético en cuestión. Por eso he querido hacer en mi Cosmoclip de esta semana un pequeño manual que podáis consultar cuando tengáis dudas sobre cuánto va a tardar en caducar ese nuevo producto que acaba de incorporarse a vuestra colección.

Ver en Cosmo información sobre la fecha de caducidad del maquillaje
Lo que sí que hago yo siempre es escribir sobre el bote con un rotulador permanente la fecha en que he empezado a utilizarlo. De esta forma, y siguiendo las referencias de las que os hablo en el vídeo, suelo tener el tema de la caducidad más que controlada. 🙂