No-makeup makeup verano 2020

Tutorial: maquillaje ultraligero para sobrevivir a los días de calor

Una de las cosas que más me gusta del verano es que, como la piel suele tener un tono más saludable, puedo reducir a mínimos absolutos mi rutina de maquillaje. Es un verdadero alivio poder prescindir por ejemplo de la base de maquillaje durante estos meses, ya que en general no se trata de un producto que se lleve demasiado bien con las altas temperaturas veraniegas.

El de la base no es el único paso en esta época del año: también aprovecho para ignorar olímpicamente mi máscara de pestañas habitual. La sustituyo por un poco de gel transparente y una buena dosis de rizador. De esta forma mi maquillaje veraniego es completamente todoterreno, y si de repente me da por improvisar y termino pasando la tarde en la playa, no tengo que andar preocupada por no mojarme la cara si quiero darme un chapuzón y no salir del agua convertida en oso panda.

Otra de las ventajas indiscutibles de este maquillaje de efecto no-makeup es que se hace usando muy poquitos productos, puesto que algunos de ellos son multiusos muy prácticos que nos sirven para cosas diferentes. De este modo podremos viajar con un neceser de lo más minimalista si estamos pensando en irnos de vacaciones. ¡Espero que os guste!

Ver en Cosmo tutorial no-makeup make up

Truco para hacer ondas sin calor con un pañuelo o bandana

Cómo hacer ondas sin calor usando solo un pañuelo

Conforme van subiendo las temperaturas apetece cada vez menos pasar tiempo demasiado cerca de las planchas del pelo, las tenacillas o cualquier otra herramienta que nos haga sudar más de las cuenta. Hay personas afortunadas que tienen el cabello con la textura adecuada como para que les quede perfecto simplemente dejándolo secar al aire, pero lamentablemente yo no estoy dentro de ese grupo privilegiado.

Así que no me queda otra que recurrir a algunos trucos de toda la vida —como este que os muestro en mi último Cosmoclippara lucir ondas sin tener que maltratar mi melena con temperaturas demasiado elevadas.

Truco para cortarte capas delanteras tú misma

Truco para desfilar tú misma la parte delantera de tu melena

Sé que a algunos os parece de lo más exagerado mi decisión de no volver a pisar la peluquería hasta que tengamos una vacuna para este coronavirus que nos ha tenido todo patas arriba durante los últimos meses. Pero después de haberme informado bien sigo pensando que meterme con gente extraña en un local cerrado lleno de corrientes de aire de secadores solo por capricho estético es un riesgo que realmente no me merece la pena asumir.

Y es una verdadera contrariedad, porque ya había decidido que quería volver a llevar el pelo cortito para este verano. Mi plan A es intentar convencer a mi peluquera habitual para que venga a cortármelo al jardín de casa cuando por fin les permitan trabajar a partir del mes que viene. Y mi plan B en caso de que ella no quiera o no pueda por el motivo que sea, es cortármelo yo misma con la ayuda de Edu. Porque como lo quiero bastante corto no creo que sea capaz de hacerme bien la parte de atrás sin ayuda externa. Mi marido tiene un historial bastante descorazonador de desastres domésticos perpetrados tijeras en mano, así que no os podéis imaginar el acto de valor que supondría dejarlo trasquilarme. Pero cualquier cosa es preferible desde mi punto de vista a la alternativa de pasar por la peluquería.

Además, el pelo solo es eso, pelo. Y crece. Y a mí encima me crece rapidísimo, así que por muy terrible que fuera el desastre no habría mal que cien años durase en ese sentido. El caso es que como ya estoy mentalizada con que terminaré por cortármelo de una manera u otra, estoy aprovechando para experimentar un poco, y ahora acabo de hacerme yo misma capas desafiladas en la zona delantera de la melena con este truco tan sencillo que os cuento en mi último Cosmoclip. ¡Espero que os guste!

Truco para cortarte capas delanteras - ver vídeo en Cosmo

Truco para hacer ondas con la plancha alisadora

Truco para hacer ondas en el cabello con tu plancha de alisar

Hacer ondas con una plancha alisadora puede resultar al principio un poco más difícil de lo que parece en realidad, al menos hasta que conseguimos darle al movimiento el giro de muñeca necesario. Pero merece la pena practicar hasta conseguirlo porque de esta manera solo necesitaremos una única herramienta tanto para cuando queramos llevar el pelo liso como para cuando queramos ondularlo.

Además, con la plancha conseguiremos que nuestro pelo se vea mucho más brillante incluso cuando lo llevemos rizado, porque iremos puliendo cada mechón a medida que lo vamos rizando.

Pero si después de ver cientos de tutoriales en YouTube sigues sin pillarle el punto, échale un ojo a este pequeño truco que te cuento en mi último Cosmoclip y que a mí me ha ayudado bastante. 😀

4 formas de llevar un pañuelo o turbante

4 formas de llevar un pañuelo como turbante o diadema

Sé que no todo el mundo se atreve a retocarse el tinte en casa y que hay quienes prefieren mil veces esperar a que abran de nuevo las peluquerías para poner a punto la melena. Pero mientras tanto sigue tocando trabajar o atender videollamadas si somos de los afortunados que podemos trabajar desde casa.

Y para esos casos, si no tenemos la auto confianza suficiente como para lucir nuestras raíces en su estado más salvaje, nada como echar mano de uno de los accesorios estrella de la temporada estival: los pañuelos a modo de turbante o diadema.

Un pañuelo bonito también puede ser de gran ayuda para cuando por ejemplo queremos espaciar un poco más de lo habitual los lavados para darle un respiro a nuestro cabello pero no queremos renunciar a estar presentables durante esos días. O puede incluso ser nuestro salvavidas si nos ha dado por experimentar con nuestro flequillo durante la cuarentena y no estamos muy satisfechas con los resultados.

Ver en Cosmo formas de llevar un pañuelo o turbante

Consejos para teñirte en casa durante la cuarentena

Cómo cubrir temporalmente las mechas para evitar el efecto raíz

Empecé a teñirme durante mi adolescencia, así que puedo decir que he pasado más años de mi vida con colores de pelo producto de la química que con mi tono natural. He recorrido varias veces todo el espectro que abarca la carta de coloraciones de cualquier peluquería, desde el negro azabache hasta el rubio platino, pasando también en varias ocasiones por los colores de fantasía.

Por norma general siempre he preferido ponerme en manos de un buen estilista, especialmente para los cambios más radicales. Pero también he tenido temporadas —por ejemplo al mudarme a alguna nueva ciudad— en las que no encontraba ninguna peluquería que me convenciese y pasaba a teñirme yo misma en casa e incluso a cortarme las puntas o el flequillo. Así que algo de experiencia tengo también en la materia, aunque solo sea una amateur.

Durante los dos últimos años, dejando aparte mi lapsus de ponerme el pelo rosa las pasadas navidades, me he mantenido fiel a unas mechas que empezaron siendo un balayage para terminar convirtiéndome en rubia-rubísima.

Y justo esta semana me hubiera tocado ya mi cita para retocar las raíces, pero obviamente a causa del confinamiento las peluquerías siguen cerradas. Algunas lectoras me habían preguntado que cómo hacía para retocar las mechas en casa, así que he querido desvelar mi rutina de emergencia en este nuevo Cosmoclip.

¿Cómo me hago las mechas en casa? Respuesta corta: no me las hago. Aunque yo soy la primera abanderada de que las mujeres disfrutemos de la autonomía y autosuficiencia que nos da el ser capaces de arreglarnos nosotras mismas el pelo, también estoy al tanto de nuestras limitaciones. Una cosa es aplicar un tinte casero y otra muy distinta hacer bien unas mechas. Este último proceso requiere de técnica y conocimientos, además de la habilidad de poder moverse en 360 grados alrededor de la cabeza en cuestión. Por algo cuestan lo que cuestan, y por algo ni siquiera las peluqueras más diestras se las suelen hacer ellas mismas.

¿Qué hacer entonces para poder estar presentables hasta que vuelvan a abrir los salones? Mi secreto es aplicar una mascarilla de color para oscurecer las mechas y que el contraste no sea tan llamativo con el color de mis raíces. En mi último vídeo os muestro todo el proceso paso a paso.

Ver en Cosmo trucos para teñirte en casa

La mascarilla que estoy usando es la Nutri Color Crème 3-in-1 cocktail de Revlon, en el tono 713. Mi tono natural sería más un 712, pero esta gama no lo tiene disponible y me gusta el acabado dorado que me deja el 3. Los primeros días da la sensación de que se queda un poco cobrizo —tal y como se puede apreciar en el vídeo—, pero tras un par de lavados el subtono cobrizo desaparece y se queda un rubio oscuro dorado que me gusta mucho.

Nutri color 713 Revlon 3 in 1

Como no dura mucho, si en cualquier momento volviéramos a la normalidad —¡bendito optimismo!— y reabrieran las peluquerías, podría volver si quisiera a mis mechas. Pero también podría mantenerlo de forma indefinida fácilmente: aunque en el vídeo me veas aplicármelo concienzudamente como si fuera un tinte, eso solo lo hago la primera vez. A partir de ahí basta con aplicar un poco una o dos veces por semana al lavarlo como si fuera una mascarilla hidratante normal para mantener el color. Además, al mismo tiempo que refrescamos el color, estaremos cuidando y tratando nuestro cabello.

Aunque pensaba que al principio se me haría raro volver a llevar el pelo más oscuro, lo cierto es que me he acostumbrado enseguida y ahora me encanta y me estoy planteando seriamente dejar de teñirme en la peluquería, al menos hasta que empiecen a salirme canas.

¿Cómo estáis haciendo vosotros para tener el pelo presentable estos días? ¿Habéis cometido ya alguna locura capilar?

Trucos para doblar vaqueros y sudaderas

Cómo doblar vaqueros y sudaderas para que no se arruguen y ocupen poco espacio

Ya he superado la fase del confinamiento de ordenar el armario y de ella puedo extraer dos conclusiones: que tengo muchos más vaqueros de los que necesito en realidad y que siempre me acabo poniendo uno de mis dos pares favoritos.

Al menos desde que he aprendido a doblarlos en condiciones ya no me ocupan tanto espacio en el armario, y ahora que los he colocado todos en vertical y los tengo más a la vista al abrir el cajón, espero ir sacándole más partido a algunos que tenía un poco olvidados —siempre y cuando los kilos de más atesorados durante la cuarentena me permitan seguir entrando en ellos—.

Si estás pasando ahora por la fase de ordenar tu ropa igual te apetece echarle un ojo a este Cosmoclip en el que muestro paso a paso varias formas de doblar los vaqueros y sudaderas para que no se arruguen y para que ocupen poco espacio, ya sea en el armario o en la maleta, cuando quiera que sea que nos dejen viajar otra vez. ¡Mucho ánimo con el confinamiento, ya nos queda menos! 🙂

 

Trucos para delinear los ojos

2 trucos para delinearte los ojos si no tienes buen pulso

Tengo la sensación de que mis amigas y conocidas se dividen en dos grupos bien diferenciados durante estos días de cuarentena. Por un lado están las que han abrazado con fervor lo de pasarse los días en pijama, con un messy bun y sin una gota de maquillaje, pero por otro también veo a quienes se han puesto de repente a hacer experimentos con todos esos productos que se han encontrado al ordenar el cuarto de baño y están ahora siguiendo tutoriales como quien hace un master online.

A mí cualquier de las dos opciones me parece estupenda. Yo misma podría saltar de un grupo a otro, según el día. El maquillaje puede ser un pasatiempo muy divertido, y nada como aprovechar la coyuntura para aprender y poner en práctica los clásicos trucos de las grandes gurús de la cosmética en YouTube.

Yo no soy gurú de nada, y mucho menos de maquillaje, pero tengo siempre algún truco guardado en la manga que me ayuda a disimular un poco lo torpe que puedo llegar a ser para tantas cosas. Una de las cosas que se me dan fatal es lo de delinearme los ojos, ¡no tengo pulso ninguno!

Pero he aprendido estas dos sencillas técnicas con las que consigo un resultado bastante decente cuando me lo propongo, y que espero que a ti también te sirvan.

Ver en cosmo 2 trucos para delinear los ojos

usos alternativos de tu rizador de pestañas

2 trucos de maquillaje usando tu rizador de pestañas

Siempre he tenido una relación de amor-odio con mi rizador de pestañas. A ratos me parece un instrumento del mal ideado por la mismísima Inquisición Española para torturarnos. Pero en ocasiones me parece una herramienta imprescindible y pienso que no podría vivir sin él.

Lo mismo me olvido de él por completo durante varios meses, que de pronto empiezo a usarlo a diario, incluso los días en que no me pongo máscara de pestañas.

He hecho varios vídeos sobre él, como este en el que os contaba cómo usarlo para haceros un tightlining, o este otro donde os mostraba cómo limpiarlo correctamente. Pero en el Cosmoclip que os traigo hoy os enseño dos formas alternativas de utilizarlo que nada tienen que ver con su propósito original, y que al menos a mí me han ayudado mucho en algunos pasos de mi rutina de maquillaje.

Ver en Cosmo 2 trucos usando tu rizador de pestañas

Ideas para mantener nuestras gafas de sol ordenadas

Hasta hace no mucho estaba convencida de que la mejor forma de guardar mis gafas de sol era bien protegidas dentro de sus fundas y resguardadas en uno de los cajones de mi armario. Y probablemente esta era la manera perfecta para que estuvieran siempre como nuevas.

El problema es que precisamente estaban como nuevas porque siempre terminaba usando las mismas, las que estaban ya en mi bolso. A veces por pereza, porque no me apetecía ponerme a rebuscar en el cajón, y a veces simplemente porque salía con prisas de casa.

El caso es que un día decidí que la mejor forma de asegurarme de usarlas todas era teniéndolas en algún sitio más accesible, y empecé a buscar ideas y trucos que me permitieran tenerlas más a mano, pero ordenadas al mismo tiempo. Y esas ideas son las que os muestro en mi último Cosmoclip.

Ver en Cosmo ideas para almacenar y ordenar gafas de sol