Benedict Cumberbatch regalos de Navidad

Benedict Cumberbatch te enseña cómo disimular si recibes un regalo de Navidad que no te gusta

Como buena fan suya que soy, a mí me hace muchísima gracia cualquier cosa que venga de Benedict Cumberbatch —a excepción de ese bigotillo que le ha dado por dejarse ahora—, y justo acabo de encontrarme con este vídeo suyo en el que nos da una master class de interpretación para que no se nos vea el plumero si estas Navidades recibimos algún regalo poco acertado. Leer Más

Live Big in a Tiny House - School Bus

Querrás vivir en este autobús después de ver este vídeo

Hace algún tiempo os hablaba de mi peculiar obsesión con las casas pequeñas en general y las auto caravanas en particular, y compartía con vosotros un par de canales de YouTube sobre el tema a los que soy totalmente adicta. Hoy quiero mostraros como curiosidad un vídeo precisamente de uno de estos canales en el que una pareja, decidida a encontrar una forma de vida más libre y sostenible, vendió su casa e invirtió sus ahorros para convertir un autobús escolar en su nuevo hogar, y viven desde hace un año en él junto con su hija de dos años.

Obviamente este tipo de vida tiene ciertas limitaciones a las que hay que acostumbrarse; reconozco que yo no sería capaz de habituarme a tener un dormitorio —y un armario— tan pequeñito. Pero cada vez que veo uno de estos vídeos no puedo evitar pensar que tenemos muchísimas, muchísimas más cosas de las que necesitamos en realidad. Y que quizá una dosis de minimalismo de vez en cuando no nos vendría mal.

What are girls made of? Nike

¿De qué están hechas las niñas?

Desgraciadamente aún a día de hoy son todavía demasiados los anuncios en los que se cosifica de alguna manera a las mujeres, bien sea porque se las usa como mero reclamo sexual o porque se las infravalora o se les asignan roles o comportamientos que de forma errónea se asumen como femeninos.

No puedo evitar recordar aquella campaña de Always, la marca de productos de higiene femenina, en la que se pedía a distintas personas que corrieran, pelearan o lanzaran una pelota como una niña. Automáticamente todos, chicos, chicas, hombres y mujeres, realizaban las acciones de forma ridícula, dando saltitos y haciendo gestos que se presuponen característicos del género. Leer Más

Tiny Houses destacada

Estoy obsesionada con las casas pequeñas

No sé muy bien de dónde me viene a mí esta obsesión por las casas pequeñitas. Igual tiene algo que ver el hecho de que con ocho años me quedé total y absolutamente fascinada con el anuncio de la Súper Van de Chabel, la que por aquel entonces era mi muñeca favorita y compañera inseparable de juegos. ¿Para qué iba mi Chabel a querer una casa, pudiendo tener una autocaravana con la que poder viajar por todo el mundo sin tener que renunciar a las comodidades de llevar encima todo lo necesario para vivir cómodamente? La idea me sedujo desde un principio, así que no tardé en incluir la Súper Van en mi lista de encargos para los Reyes Magos.

Desafortunadamente se ve que el tema de la Súper Van se les iba de presupuesto a Sus Majestades, porque aquellas navidades me trajeron una nueva Chabel —la versión safari, para calmar un poco mis ansias exploradoras— pero ni rastro de la autocaravana de ensueño. Y me da la sensación de que puede que me haya quedado en el subconsciente algún tipo de frustración al respecto con la que no he sabido lidiar, que quizá sea un poco la culpable esta obsesión mía por las autocaravanas y las casas pequeñas.

El caso es que mi sección favorita de IKEA siempre ha sido el mini piso de exposición de 25 metros cuadrados, y que podría pasarme días enteros naufragando en Pinterest tras poner las palábras mágicas tiny houses en el buscador. Me produce un placer indescriptible asomarme a esas casitas sin más espacio que el imprescindible e imaginar cómo sería mi vida en cualquiera de ellas, y me encanta descubrir nuevas e ingeniosas maneras de aprovechar cada uno de los rincones que se les han ocurrido a sus dueños. Leer Más