Turtle Doves recycled cashmere

Turtle Doves: la marca británica que recicla cashmere para fabricar accesorios únicos

La creadora de Turtle Doves, Kate Holbrook, no se imaginaba el éxito que tendrían sus mitones de cashmere reciclado cuando empezó a hacerlos allá por 2009 para sus amigos y familiares. Buscaba su materia prima en tiendas de segunda mano y se hacía para ello con jerséis de este tejido que, debido a que tenían manchas o agujeros, se vendían a un precio mucho más bajo del habitual.

Animada por el buen recibimiento de su idea entre sus conocidos decidió probar suerte en una feria de artesanía que se celebraba en un colegio de su zona, y el resultado no pudo ser mejor: todos los mitones que llevó con ella ese día se vendieron en tiempo récord. Kate patentó entonces el diseño y empezó a planificarse para optimizar el proceso de producción con el propósito de montar una pequeña tienda-taller. Unos de los pasos imprescindibles para ello era mejorar los patrones para poder aprovechar el máximo de superficie de tejido posible de cada jersey que rescataban de las tiendas de beneficencia. Leer Más

DIY accesorio secador para rizar el cabello

DIY: recicla una botella de plástico para conseguir una melena con ondas

Mi Remington Spin Curl fue una de esas compras inesperadamente maravillosas: se me había roto mi secador durante un viaje y el que había en la habitación del hotel tenía tan poquita potencia que tardaba casi tres cuartos de hora en secarme el pelo con él —era mi época de melena a lo Rapunzel por la cintura—. Así que decidí que era el momento perfecto para hacerme con uno nuevo.

No quería gastarme demasiado porque ya había hecho alguna que otras compras esa semana, y tampoco es que tuviera demasiadas exigencias. Solo quería un secador con potencia suficiente como para no tener que pasarme una hora encadenada a él cada vez que me lavara la cabeza. El dependiente no tuvo que insistirme demasiado para que me llevara el Remington Spin Curl: entraba dentro de mi presupuesto y era ligero y manejable. Al principio no le presté demasiada atención al accesorio que traía para crear ondas a medida que el pelo se secaba, pero al volver a casa empecé a experimentar con él y me pareció el cachivache más práctico de entre todas las herramientas de estilismo capilar que poseía hasta la fecha, que no eran pocas. Leer Más

Ideas para reutilizar pajitas de plástico

Un par de formas prácticas de reutilizar pajitas de plástico

Ahora que empiezo a estar algo más concienciada con el tema del medio ambiente me estoy tomando lo del reciclaje mucho más en serio. Tengo la sensación de que aquí en Inglaterra la gente presta mucho más atención al asunto, más que nada por la forma en la que está organizada la recogida de basuras.

En la zona en la que vivo la basura orgánica se recoge solo una vez cada 15 días —sí, habéis leído bien— y no hay contenedores públicos en las calles. Es decir, cada apartamento o casa tiene un bidón en su jardín y tiene que apañárselas para que toda la basura que una familia genera en dos semanas quepa ahí. Pero también tenemos un cajón de reciclaje por apartamento, y ese sí que pasan a vaciarlo cada semana. Leer Más

Ideas súper prácticas para reutilizar tus portalentillas

No uso lentillas de forma habitual, solo he usado lentillas de colores o de fantasía en ocasiones puntuales, como por ejemplo para disfrazarme en Halloween. Pero cuando lo hago y me toca desecharlas procuro quedarme siempre con el estuche portalentillas que suelen traer para transportarlas, ya que con el tiempo he ido descubriendo cada vez más usos prácticos y formas de reutilizarlos.

Normalmente son de plástico de muy buena calidad, y su diseño a prueba de derrames convierte a los portalentillas en una opción a tener en cuenta si queremos llevar pequeñas cantidades de líquidos —como enjuague bucal en plan monodosis, o crema hidratante y base de maquillaje— en nuestro bolso o maleta. Yo además siempre llevo uno de estos estuches en el bolso cuando me pongo pestañas postizas para salir de fiesta. Así tengo la tranquilidad de que me las puedo quitar cuando quiera y guardarlas sin que se estropeen hasta que llegue a casa (para quien no lo sepa: los párpados se cansan de llevar pestañas postizas durante muchas horas seguidas, sobre todo cuando no estamos acostumbrados a usarlas de forma habitual; por eso a veces tengo la repentina necesidad de quitármelas mucho antes de llegar a la comodidad de mi cuarto de baño).  Leer Más

DIY reciclaje bolso camiseta

Así se hace un bolso con una camiseta (DIY)

Me he pasado la mitad de la Semana Santa combatiendo mi síndrome de Diógenes y tirando y reciclando cosas que ni siquiera recordaba que tenía. Así que, como estoy en modo reciclaje: on, he querido contaros en mi nuevo Cosmoclip uno de esos trucos que aprendí de adolescente y que me ha sido de gran utilidad en más de una ocasión.

Porque desde que descubrí lo fácil que es convertir una camiseta de algodón en una bolsa multiusos de lo más estilosa, siempre llevo una dentro de mi bolso, que se convierte en la aliada perfecta cuando me toca pasar por el supermercado a comprar algo para cenar al salir del trabajo.

Estas bolsas tan prácticas también son una buena alternativa al voluminoso capazo playero si estamos planeando, por ejemplo, viajar llevando únicamente equipaje de mano. Cabe en cualquier rincón de nuestra maleta, y es sorprendente lo amplias y resistentes que resultan, permitiéndonos guardar multitud de objetos en su interior. Podemos incluso tener bolsas de tamaños diferentes según la ocasión en las que las vayamos a utilizar, solo tenemos que fabricarlas a partir de camisetas de diferentes tallas.

Ver vídeo DIY bolso camiseta en Cosmo

¿Qué os parece esta idea do it yourself? ¿Ya la conocíais? 🙂