Trucos para disimular raíces de tinte y mechas

Cómo disimular las raíces del tinte o mechas

Lo que más me gustaba de mi balayage era lo poco exigente que era en cuestión de mantenimiento: podía pasarme tranquilamente tres o cuatro meses sin poner el pie en la peluquería. El degradado estaba tan bien hecho que el crecimiento de mis raíces se integraba de maravilla con el resto del color.

Pero la estilista que me hacía el balayage dejó de trabajar en la peluquería a la que voy, y la que me atiende ahora es más de las de mechas normales de toda la vida. Así que, a raíz de que en un momento dado yo le pedí un poco más de luz alrededor de la cara, no sé cómo, cuándo ni por qué, he terminado por perder del todo el degradado que tenía desde mi rubio natural para acabar adoptando un rubio casi nórdico en toda la melena.

Que me gusta, no me malinterpretéis, pero es que a la velocidad a la que me crece a mí el pelo normalmente me tocaría pasar por la peluquería todos los meses si me pusiera demasiado exigente con el tema de las raíces —no quiero ni imaginarme lo engorroso que va a ser todo esto cuando empiecen a salirme canas—.

Como de momento me da mucha pereza lo de tener que ir a retocar las raíces tan a menudo, intento aguantar al menos dos meses, o incluso algo más si puedo, y entre visita y visita tiro de algunos trucos con los que disimular un poco el corte a medida que va creciendo el cabello. ¡Espero que os resulten útiles!

Ver en Cosmo cómo disimular raíces de tinte o mechas

Los errores más frecuentes al maquillarnos los labios

Los errores más frecuentes que cometemos al maquillarnos los labios

Dejando al margen a las profesionales del sector y a las auténticas adictas a la cosmética, tengo la sensación de que en lo referente al maquillaje la mayoría de las mujeres podemos dividirnos en dos grupos: las que disfrutan haciéndose un elaboradísimo ojo ahumado en cualquier ocasión y las que se sienten desnudas sin una pasada de su labial favorito. Porque esa es una de las reglas de oro del maquillaje: hay que elegir entre destacar los ojos o los labios, no se puede tener todo.

Yo obviamente me siento más identificada con el segundo grupo. Puedo prescindir por completo de las sombras de ojos —para mi día a día me basta con mi lápiz de cejas y mi máscara de pestañas, o a veces solo con uno de los dos—, pero soy de las que no sale de casa sin llevar al menos un par de barras de labios en el bolso. En mi cuarto de baño hay probablemente el triple de labiales que de sombras de ojos. Y los números no mienten, o eso dicen.

Así que, como buena aficionada que soy a maquillarme la sonrisa, creo que he cometido, en más de una ocasión, prácticamente todos los errores que se pueden cometer al hacerlo. Y esta semana los he recopilado en un nuevo Cosmoclip para que toméis nota y no caigáis en ellos vosotros también.

Ver en Cosmo errores frecuentes al maquillarnos los labios

5 trucos usando sombras de ojos

5 cosas que no sabías que podías hacer con tus sombras de ojos

Ya sabéis lo mucho que me gusta ponerme a imaginar todo tipo de usos alternativos que podemos darle a cada uno de nuestros cosméticos, sobre todo a la hora de conseguir un neceser lo más minimalista posible para viajar.

Antes, llevar una paleta de sombras en la maleta me parecía un desperdicio de espacio. Prefería llevar alguna sombra suelta acoplada en algún rincón de mi bolsa de maquillaje, o como mucho dos tonos para poder jugar un poco más en caso de tener que alternar looks informales con otros un poco más arreglados.

Pero una vez, por error, metí en mi maleta el neceser equivocado —hace tiempo tenía la costumbre de acumular neceseres de más— y en lugar de con mi arsenal de maquillaje habitual, al llegar a mi destino me encontré con que solo llevaba una vieja paleta de sombras, un rímel a punto de morir y uno de los cientos de correctores de ojeras que había probado y descartado pero no me había atrevido a tirar.

Improvisando y jugando un poco con las sombras pude hacerme un maquillaje de lo más completo, y desde entonces siempre llevo una pequeña paleta de sombras conmigo, por si acaso me toca volver a poner en práctica alguno de los trucos que os muestro en mi último Cosmoclip.

Ver en Cosmo - vídeo trucos sombras de ojos

Truco para aplicar el protector solar encima del maquillaje

Truco para aplicar protector solar ENCIMA del maquillaje

Reconozco que hasta que no probé el spray Moisture Bomb de Garnier, hace un par de veranos, ni siquiera me había planteado que el protector solar pudiera aplicarse después del maquillaje. Para mí siempre el orden correcto había sido el lógico: hidratante, protector, maquillaje.

Moisture Bomb Protect de Garnier

Y como además en mi caso el maquillaje siempre lleva también factor de protección 30 como mínimo, nunca me he preocupado de tener que reaplicar el protector a lo largo de la jornada, a no ser que nadara o sudara en caso de estar en la playa.

Pero cuando recibí el spray de Garnier me pareció un producto de lo más práctico, porque además de hidratar la piel y ayudarme a refrescar un poco el maquillaje difuminando las líneas de expresión, me ofrecía la posibilidad de aplicar nada menos que protección de factor 30 tantas veces como quisiera a lo largo del día sin necesidad de desmaquillarme y volverme a maquillar. Sigue leyendo “Truco para aplicar protector solar ENCIMA del maquillaje”

Trucos para ordenar el maquillaje

Cómo mantener tu maquillaje habitual ordenado y accesible

Cuando era más jovencita era mucho más desastrosa y desordenada. Tampoco es que ahora haya cambiado de forma de ser radicalmente y de manera repentina, pero sí que valoro cada vez más mi tiempo y no me gusta malgastarlo en cosas innecesarias, como por ejemplo buscando mi rímel favorito o un determinado pincel para sombras dentro de un neceser caótico, especialmente cuando tengo algo de prisa. Sigue leyendo “Cómo mantener tu maquillaje habitual ordenado y accesible”

Trucos para limpiar neceser y herramientas de maquillaje

Trucos para limpiar nuestro neceser, sacapuntas y rizador de pestañas

Pocas cosas hay que me den tantísima pereza como andar limpiando brochas, Beauty Blenders y demás componentes de mi arsenal de herramientas de maquillaje. Y del sacapuntas que uso para los perfiladores de ojos y labios, mejor no hablar. Aunque ahora me dé vergüenza admitirlo, hace algunos años era de las que prefería tirar las cosas y reemplazarlas por otras nuevas, en vez de andar limpiándolas y manteniéndolas en condiciones.

Pero desde que me he propuesto consumir de una forma un poco más responsable intento comprar menos cosas y cuidarlas todo lo posible para que me duren, y para eso limpiarlas a menudo es un requisito casi imprescindible.

Así que, como soy la defensora número uno de la ley del mínimo esfuerzo para estos menesteres, estoy siempre buscando y poniendo a prueba esos trucos que nos facilitan estas ingratas pero necesarias tareas. Y en este Cosmoclip os muestro algunos de esos trucos, que con el tiempo se han convertido en mis favoritos para mantener el neceser, el sacapuntas y el rizador de pestañas impecables. Espero que os gusten.

Ver en Cosmo trucos para limpiar tu neceser y herramientas de maquillaje
Truco para rímel sin grumos y arreglar polvos compactos

Trucos para un rímel sin grumos y unos polvos compactos siempre como nuevos

No es por ponerme pesimista o filosófica, pero con el tiempo todo va siempre a peor. Y nuestros cosméticos tampoco se libran. A base de abrirla y cerrarla nuestra máscara de pestañas tiende a secarse en tiempo récord —a menudo incluso mucho antes de lo que predecía su fecha de caducidad—, y eso se traduce en un montón de grumos a la hora de aplicarla.

Y los productos en formato de polvos compactos acaban endureciéndose y dificultando que podamos tomar con nuestra brocha la cantidad adecuada para maquillarnos. Por suerte son dos problemas que tienen una solución tan relativamente sencilla como fichar estos trucos que os muestro en mi último Cosmoclip.

Ver en Cosmo trucos para rímel sin grumos

P.D.: aprovecho para recordaros que en este otro vídeo que publiqué hace algún tiempo os explicaba otra forma —un poco más agresiva, pero también muy eficaz— de poner a punto nuestros cosméticos en polvo. 😉

Trucos para tener 3 brochas de maquillaje en 1

Cómo tener tres brochas de maquillaje en una sola

En mi Cosmoclip de esta semana os cuento un par de trucos de esos que vienen bien en muchas ocasiones diferentes a la hora de maquillarnos. Estos trucos, tan prácticos como sencillos, permiten transformar en unos segundos una brocha de polvos en una biselada para aplicar con precisión polvos bronceadores, o en una tupida y de acabado redondeado perfecta para trabajar el colorete sobre los pómulos.

Estas ideas vienen de maravilla por ejemplo para cuando viajamos y queremos llevar en nuestro neceser lo mínimo e imprescindible, o para cuando no tenemos a mano por el motivo que sea nuestras brochas favoritas de maquillaje.

Todo lo que necesitaremos —además de la brocha para polvos— será una horquilla y una gomita elástica pequeña. ¡Espero que os gusten estas ideas! 🙂

Ver en Cosmo el vídeo trucos brochas de maquillaje

Consejos para que no se estropee el pelo con la plancha

Cómo planchar el cabello sin estropearlo.jpg

Partamos de la base de que llevar el pelo muy largo y sano y planchárselo todos los días son cosas totalmente incompatibles. Siempre que me preguntan que cómo he hecho para dejarme crecer tanto el pelo mi respuesta es la misma: huyo como de una vara verde de las herramientas de calor. Solo me permito el lujo de plancharme el pelo u ondulármelo con rizador si por ejemplo voy a grabar algún vídeo. Y a veces ni eso, porque siempre que puedo recurro a alguna trenza lateral o recogido que disimule mi pereza el encrespamiento natural de mi melena. Sigue leyendo “Consejos para que no se estropee el pelo con la plancha”

Errores de belleza

8 errores habituales de belleza (y cómo solucionarlos)

8 errores de belleza

Todos cometemos errores de belleza —incluso quienes se supone que nos ganamos la vida publicando posts y vídeos sobre el asunto—, supongo que es algo inevitable así que no hay que avergonzarse de ello. A veces estos errores son fruto del desconocimiento, pero muchas otras veces los cometemos a sabiendas y con toda la premeditación y alevosía posible por culpa de la pereza. Sigue leyendo “8 errores habituales de belleza (y cómo solucionarlos)”