5 vídeos de peinados fáciles con trenzas

Videoblog belleza peinados fáciles con trenzas

AVISO: Las autoridades sanitarias advierten de que las trenzas pueden crear una adicción difícil de superar. Bueno, puede que en realidad no lo advierta ninguna autoridad sanitaria, pero es cierto que las trenzas resultan de lo más adictivas y yo, que ya no sé vivir sin ellas, soy la prueba viviente de ello. Pocos peinados o recogidos tienen tantas ventajas y tan pocos inconvenientes: cuando se aprende la técnica básica son rápidos y fáciles de hacer, y nos pueden sacar de más de un apuro, sobre todo esos días que se te pegan las sábanas y encima tu pelo no parece estar de muy buen humor.

Cualquier tipo de trenza, ya sea la francesa o la de espiga, nos permite un acabado pulcro y pulido para una ocasión formal, y otro más deshecho y relajado para looks más bohemios y desenfadados. Todo es cuestión de experimentar un poco con nuestro pelo y con productos para crear la textura perfecta y que mejor va con nuestro estilo.

Me ha parecido práctico reunir en un solo post los cinco tutoriales de peinados paso a paso que incluyen trenzas que he publicado hasta ahora en el blog de Primeriti, por si en su momento se os escapó alguno. Están ordenados empezando por el más sencillo hasta llegar al más elaborado.

Leer Más

Videoblog Belleza: Cosméticos waterproof y otras curiosidades veraniegas

Videoblog de belleza maquillaje waterproof

Me atrevo a afirmar que no soy ni mucho menos la única que siente una especial fascinación por los maillots hiperbrillantes de las gimnastas de rítmica y de las patinadoras sobre hielo. Ese derroche de lentejuelas y cristales Swarovski me embelesa del mismo modo que a un insecto la luz violácea del antimosquitos de un camping. Puedo pasarme horas y horas viendo una competición de cualquiera de estas disciplinas deportivas sin tener la más remota idea de en qué consisten las penalizaciones, o de qué es lo que determina que una gimnasta tenga mejor puntuación que sus competidoras.

Lo que está claro es que dentro del sistema de puntuaciones debe de haber un apartado especial que valore la cantidad de brillos que llevan las indumentarias de las chicas y los gramos de purpurina que han incluido en su maquillaje, porque si no uno no se explica semejantes excesos.

Patinaje artístico

Desde siempre me ha intrigado qué tipo de pacto diabólico era el responsable de que por mucho que yo lo intentara mis maquillajes no sobrevivieran de forma digna a una noche de fiesta, mientras que el de las deportistas aguantaba imperturbable sangre, sudor y lágrimas. Y la cosa me resultaba aún más insultante al ver a las nadadoras de sincronizada emerger de la piscina con el rímel intacto y compararlo con el acabado de oso panda que obtenía yo en las mismas circunstancias.

Natación sincronizada

Estas inquietudes han sido las responsables de que siempre ande yo a la caza y captura de productos capaces de resistir los chapuzones veraniegos, aunque después de varios años trabajando en un espectáculo acuático me he vuelto bastante escéptica al respecto.

Por eso cada vez que me venden la moto de la sombra de ojos waterproof de turno doy rienda suelta a mi vena empírica y la pongo a prueba del modo en el que vais a ver en el siguiente vídeo.

(Atención: esta prueba ha sido realizada por una adicta a los cosméticos profesional. No intente hacerlo en su casa. Ninguna blogger de moda ha sido dañada en la realización de este vídeo)

Leer Más

Qué monas somos todas cuando estamos maquilladas

Sin maquillaje portada

Verme sin maquillaje precisamente en el primer videoblog que publicaba, hace ahora un año, no fue tan traumático como había imaginado en un principio, aunque debo reconocer que me costó un poco dar el paso. Una cosa es salir a hacer la compra con la cara recién lavada y sin más artificios que una capa de crema hidratante, y otra muy distinta es grabarte así para después publicarlo en Youtube.

Cuando el vídeo estuvo online, en un alarde de inusitado y dramático egocentrismo mi mayor preocupación era que alguien se metiera con mi mal aspecto antes de maquillar, así que mi sorpresa fue mayúscula cuando la mayoría de los comentarios y correos que recibí eran de chicas y mujeres que me pedían más detalles sobre el corrector de ojeras que había utilizado para el tutorial. Dicen que las personas nos diferenciamos por lo que mostramos y nos asemejamos por lo que escondemos, y está claro que lo que la mayoría nos esforzamos por esconder es un buen puñado de inseguridades, causadas muchas veces por las expectativas y la presión que nos crea ese cánon de belleza inalcanzable que vemos en muchos medios.

Y como la mejor manera de combatir esas absurdas expectativas es con una buena dosis de realidad que nos ponga los pies en el suelo, he querido hacer yo misma una recopilación de mis momentos “sin maquillaje”, ya que no soy lo suficientemente popular como para que la revista Cuore me dedique alguno de sus Arggs. A ver si así consigo subiros un poco la moral y demostraros que no hay defectillo que un poco de maquillaje bendito no arregle, y que el gran común de los mortales tenemos ojeras y mala cara cuando el despertador nos arranca de la cama. Sobre todo si es lunesLeer Más

Videotutorial trenza de 5 cabos

Videoblog Belleza: Tutorial trenza de 5 cabos paso a paso

Trenza de 5 cabos

No puedo evitarlo: mis ganas de pasar la melena por la tijera son directamente proporcionales al aumento de las temperaturas conforme se acerca el verano. Como las de casi todo el mundo, supongo. La culpa la tiene la costumbre, ya que durante muchos años de mi adolescencia lo primero que hacía en cuanto terminaba el último examen de junio era presentarme en la peluquería para que me hiciesen un bob a la altura de la mandíbula.

Resultaba bastante liberador, supongo que también por el hecho de asociarlo a la libertad que se respira los primeros días de verano. No perdí esa costumbre al abandonar la adolescencia, sino que modifiqué el hábito de manera que este cambio tan radical se daba cada dos o tres veranos, en lugar de año tras año. La sensación era mucho más liberadora ya que mi melena tenía más tiempo para crecer a sus anchas.

Las última vez que fui a la peluquería para un cambio de look tan radical había conseguido esperar cuatro años, y tenía el pelo casi tan largo como ahora. Recuerdo que la peluquera me miraba con mucha lástima, y no paraba de preguntarme si estaba segura de querer cortármelo tanto. Intentó convencerme de que lo hiciera de forma gradual para asegurarme de que no me arrepentiría, y me sugirió que primero me lo cortara a la altura de la clavícula, y al mes siguiente ya como yo lo había pedido, pero no di mi brazo a torcer. No me gustan las medias tintas, ni siquiera en el pelo.

Como también tenía que retocar las mechas, la peluquera optó por hacerme una coleta y cortármela primero en seco a la altura de los hombros, para no hacer un dispendio innecesario de tinte y demás productos capilares.

No sé si alguna vez os han cortado la coleta en seco, pero es divertido. Al menos a mí me divierte. Es emocionante, porque sabes que desde el primer tijeretazo ya no hay vuelta atrás. Supongo que lo único que lo supera es raparse a lo Demi Moore en La Teniente O’Neil, aunque hasta ese extremo no he llegado nunca (de momento…).  Leer Más

¡Feliz cumpleaños, Primeriti!

El tiempo no corre, vuela, y este año ha pasado casi en un suspiro. Parece que fue ayer cuando abrí por primera vez el editor de wordpress del blog de Primeriti y hoy, 470 posts después llega el momento de hacer balance y de celebrar su primer año de andadura por la blogosfera. No quería dejar pasar la oportunidad de dar las gracias, aunque sea dos semanas después, a todos esos amigos que se acercaron al local Ciento y pico a cantarnos cumpleaños feliz, pero sobre todo es a todos vosotros, que leéis y compartís cada día lo que escribo y enriquecéis cada post con vuestros comentarios, a quienes os estoy infinitamente agradecida. Gracias por estar ahíLeer Más