Azu y yo a punto de entrar a la exposición de Titanic

Exposición: viaje al pasado a bordo del Titanic

La semana pasada, aprovechando mi último viaje a Madrid, decidí visitar con mi amiga Azu la exposición sobre el Titanic que tenían en el Centro de Exposiciones del Teatro Fernando Fernán Gómez, en la Plaza de Colón. Aunque fue un plan más bien improvisado, la decisión no pudo ser más acertada y por eso precisamente quería compartirla con vosotros, ya que la exposición estará abierta hasta el domingo 6 de marzo y aún estáis a tiempo de pasar por allí si os apetece.

Esperando para sacar mi pasaje para el Titanic

La entrada normal cuesta 10€ entre semana y 12€ los sábados y domingos, en este enlace tenéis más información y los detalles de los descuentos familiares y de grupo. Tiene una duración de unos 90 minutos, ya que se hace el recorrido con un aparato de audio-guía en el que podemos escuchar las descripciones de todas las imágenes y objetos que iremos viendo a lo largo de toda la exposición, así como las historias personales y anécdotas sobre algunos de los pasajeros del Titanic.

Pasillo de primera clase en el Titanic

Resulta muy sobrecogedor conocer los detalles que rodearon a la historia de las víctimas de este conocido naufragio, y en ocasiones es difícil reprimir alguna lagrimilla. La audio-guía, con la banda sonora de la película Titanic de fondo, hace que sea casi imposible no emocionarse. Pero no todas son historias tristes, también descubriremos los testimonios de los pasajeros que tuvieron un final feliz y lograron sobrevivir a la tragedia. 

Objetos personales de pasajeros del Titanic

Las vitrinas están llenas de objetos personales, como pequeñas joyas, libretas, cartas y fotografías, muchos de los cuales fueron rescatados del fondo del mar. También podemos ver las diferencias entre las vajillas correspondientes a los pasajeros de primera o tercera clase, vidrieras y paneles de madera extraídos del barco original, y reproducciones de partes del mismo, como las hélices o los remaches y soldaduras de las placas, algunas a escala y otras a tamaño real.

Entrada a primera clase en el Titanic

La exposición empieza con todos los detalles sobre el diseño y la construcción del que prometía ser el primer barco insumergible del mundo, y termina con la que quizá sea la parte más espectacular de la misma: reproducciones de los camarotes y suites, de los pasillos e incluso de la sala de radio del Titanic.

Camarote de tercera clase en el Titanic Camarote de primera clase en el Titanic Tocador de un camarote de primera clase en el Titanic Suite del Titanic Detalle suite del Titanic Sala de radio del Titanic

Una de las cosas que más me sorprendió fue enterarme de que la historia de amor de la famosísima película interpretada por Leonardo DiCaprio y Kate Winslet está en parte basada en la historia real de una pareja de enamorados que iba a bordo del barco, y en la exposición podemos incluso ver el colgante original de zafiro que el chico regaló a su amada, y que sirvió como inspiración al Corazón de la Mar.

Azu entrando a primera clase en el Titanic

En general disfruté mucho con esta exposición, aunque supongo que el hecho de ir en buena compañía ayuda bastante. Si sois muy fans de la película y queréis descubrir las historias reales que rodearon a este trágico naufragio os gustará también. Aunque eso sí, os aconsejo que no vayáis en las horas centrales del día, para evitar aglomeraciones, y que llevéis calzado muy cómodo porque se anda bastante.

¿Alguno de vosotros ya ha visto esta exposición? ¿Qué os ha parecido? 🙂

Extra - se hunde el Titanic

10 respuestas a “Exposición: viaje al pasado a bordo del Titanic

  1. Yo he ido en una de mis últimas visitas a Madrid y la verdad es que me gusto mucho. Es certo que no puedes evitar emocionarte con ciertas historias. A mi tambien me gusto aunque admito que se puede hacer un poco pesada al final. Aun así, la recomiendo.

    Le gusta a 1 persona

  2. Nosotros fuimos a verla y la verdad es que está bien, pero demasiado guiada para mi gusto. A mi me gusta más ir a mi ritmo. Quizás se centra mucho en los objetos personales de pasajeros y muy poco en el barco.

    Y como pregunta ¿Como te han dejado hacer fotos? se supone que no lo permiten.

    Me gusta

    1. Pues a mí lo de los objetos personales fue lo que más me gustó. Me encantó descubrir las historias personales de los pasajeros. Respecto a las fotos, ¡no sé qué decirte! Yo no sabía que estuviera prohibido hacerlas, y como veía a todo el mundo con las cámaras y los móviles, hice lo mismo. 🙂

      Me gusta

¿Charlamos sobre esto? :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.