Ventajas de la piel grasa

La bendición de la piel grasa

Normalmente cuando hablo de mi piel grasa es para maldecirla un poco. A ninguna de las personas que la sufrimos nos gusta estar encadenados a las toallitas matificantes —pasé por una temporada en la que incluso me las fabricaba yo misma para ahorrar un poco—. Tampoco nos hace mucha gracia eso de tener que retocar todo el maquillaje a mediodía porque el exceso de sebo desintegre prácticamente cualquier base por mucho acabado mate que tenga.

Y eso por no hablar de la obsesión de ir leyendo las etiquetas de los productos en una búsqueda incansable de cosméticos no comedogénicos, para evitar que los poros se obstruyan y aparezcan los temidos granitos y brotes de acné.

Ventajas de la piel grasa

Pero no todo van a ser malas noticias: tener la piel grasa o mixta tiene una ventaja importante que estoy descubriendo con la edad, y es que las arrugas y marcas de expresión tardan mucho más en aparecer, ¡yuju!

Al principio pensaba que se trataba únicamente de uno de esos mitos que rodean a este tipo de piel en particular, como ese que dice que las pieles grasas no necesitan usar cremas hidratantes —grave error: lo que ocurre es que necesitan hidratantes específicas para su condición—. Pero de un tiempo a esta parte noto de forma inequívoca que es cierto lo de que la dosis extra de grasa en este tipo de piel la mantiene protegida y flexible. Porque de otro modo no se me ocurre ninguna explicación alternativa posible al hecho de que alguien que gesticula con las cejas de forma tan histriónica como yo apenas tenga marcas de expresión en la frente.

A menudo recibo correos de chicas que me leen y que sufren también las desventajas de la piel mixta o grasa. Me preguntan qué productos utilizo, o si puedo recomendarles alguna crema antiedad o algún tónico casero. Precisamente para responder este tipo de dudas estoy preparando dos posts diferentes: uno hablando sobre el producto que utilizo ahora como prebase de maquillaje y otro sobre una nueva gama de productos antiedad que llevo un tiempo usando y que me está gustando muchísimo.

Pero este post de hoy era más bien una reflexión mía. Creo que muchas veces, en lo que a temas de belleza se refiere, nos centramos únicamente en los aspectos negativos de los rasgos que nos ha regalado la naturaleza, ya sea la textura de nuestro cabello, nuestras curvas —o ausencia de ellas—, o nuestro tipo de piel. Y pienso que no está de más cambiar un poco el enfoque que tenemos sobre nosotras mismas para aprender a valorar las ventajas con las que contamos.

En mi caso, después de toda la vida quejándome del fastidio de la piel grasa, ha sido justo ahora cuando he empezado a verle el lado positivo. Me encantaría que me contáseis en un comentario si también tenéis este tipo de piel y si notáis que las arrugas tardan en aparecer más que a otras personas que conozcáis que tengan la piel seca (siempre partiendo de la base de unos cuidados básicos y hábitos relativamente saludables, claro está).

Y también me gustaría mucho que me contáseis si habéis vivido una situación parecida con algún otro aspecto de vuestro físico, que durante mucho tiempo os haya parecido una maldición, pero que hayáis acabado por encontrarle el lado positivo. 🙂

Imagen | Fotografía designed by Freestockcenter – Freepik.com

9 thoughts on “La bendición de la piel grasa

  1. Buen post. A mi me esta pasando con las curvas. Durante años he intentado disimularlas porque mi entorno profesional era masculino y muy sobrio y ahora con 40 años, ya he demostrado con creces mi valía y lo que antes me esforzaba por dismular ahora me hace sentirme mas femenina y segura. Buen finde!

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Te entiendo perfectamente! Hace diez años pesaba ocho kilos menos y me sentía terriblemente insegura con mi cuerpo, siempre pensando que tenía que adelgazar. Supongo que en parte era porque en esa época intentaba trabajar como actriz y hacía anuncios, y al acudir a los castings era inevitable compararme con las otras chicas, modelos la mayoría.

      Hoy en día no he acabado de librarme del todo de esa mentalidad de “tengo que perder un par de kilos” (¡sobre todo después de las navidades!), pero ya no es una obsesión y he aprendido a valorar mi cuerpo y a estar cómoda en mi piel. 🙂

      También es verdad que la edad es un grado, y que creo que ahora sé vestirme mejor de cara a sacarme partido. Eso y que supongo que a partir de cierto punto empiezas a valorar otras cosas, y si te cuidas es más pensando a largo plazo en la salud que en la estética.

      ¡Muchísimas gracias por tu comentario, Elisabeth!

      Le gusta a 1 persona

  2. Tienes toda la razón, tanto mi madre como yo tenemos la piel grasa y ella siempre lo ha dicho. Parece más joven que algunas amigas suyas con la piel seca con más arrugas y sin luz en la cara. Todo tiene su lado positivo en la vida. Estoy suscrita a tus posts desde hace tiempo y me gustan mucho, sigue haciéndolos así de bien. Gracias y un abrazo. Elena

    Le gusta a 1 persona

  3. La miopía! Después de muchos años enganchada a las lentillas y acabar con los ojos como esparto, solo le veo ventajas a usar gafas: te da un toque personal y hasta interesante, si te las quitas no te enteras de mucho y eso a veces es un puntazo… Y, además, los miopes desarrollamos más tarde la vista cansada clásica del paso de los años 🙌

    Le gusta a 1 persona

    1. De unos años a esta parte las gafas están tan de moda que hay quien se las pone sin necesitarlas. Me imagino que eso os tiene que hacer mucha gracia a quienes las usáis “de verdad”. A mí me encanta la gente con gafas, como tú dices da un toque muy personal a la imagen. 😀

      Me gusta

  4. muy buen post, es verdad que siempre estamos quejándonos de la piel grasa, y luego resulta que tiene sus ventajas!. Sí que se nota lo de las arrugas, y quizás ayuda el haber estado siempre pendiente de qué crema usar, a la fuerza, y ahora te alegra el haber puesto cuidado.
    Yo ahora valoro mucho más mi tono de piel, la palidez que tanto me fastidiaba cuando todo el mundo se ponía moreno a tope, y ahora me alegra mucho!
    besos

    Le gusta a 1 persona

    1. Lo de la palidez es otra cosa que también se valora con la edad. Me pasaba lo mismo que a ti, todos mis amigos de mi pandilla de verano negros como el tizón en cuanto llevaban dos días de piscina, y yo agobiada por ser un vaso de leche todo el verano pendiente del protector solar… Y ahora también lo agradezco. 😉

      Me gusta

¿Charlamos sobre esto? :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s