Baja el ritmo que (todavía) es verano

Summer time

Entramos en la recta final del verano y seguramente muchos de nosotros ya tengamos la cabeza metida de lleno en todas las novedades que septiembre trae consigo. Cuando era niña estas semanas me resultaban de lo más emocionante por aquello de empezar a preparar la vuelta al cole: comprar libros y cuadernos (tengo una peligrosa adicción a toda clase de artículos de papelería), empezar a especular con mi mejor amiga sobre qué profesores nos darían clase ese año, la emoción del reencuentro con nuestros compañeros después de tres meses de vacaciones.

Tres meses de vacaciones… Parece mentira que haya yo estado alguna vez con tanto tiempo libre. Hace unos días leí un artículo que reflexionaba sobre si los emprendedores pueden o no tomarse vacaciones, entendidas del mismo modo que las que disfrutan los trabajadores por cuenta ajena. Aunque yo no me considero emprendedora en el sentido estricto de la palabra, solo soy una freelance como otra cualquiera, sí que me identifico con el colectivo como buena autónoma que intenta buscarse la vida. Y la conclusión a la que he llegado es que definitivamente no podemos tener ese tipo de vacaciones.

Pero afortunadamente en mi caso la vida me compensa, porque tengo un trabajo que me gusta tanto que no me pesa llevármelo puesto cuando me escapo unos días a la playa. Esa ha sido mi solución para disfrutar de vacaciones: o bien hacer un esfuerzo extra para dejar todo el trabajo adelantado los días previos cuando era una escapada corta, o bien dejar espacio para el portátil en la maleta cuando ha sido un viaje más largo.

Admito que me cuesta mucho desconectar, pero creo que es porque soy la personificación de aquello que decía Confucio de encuentra un trabajo que te guste y no volverás a trabajar ni un solo día de tu vida.

Aún así me he propuesto bajar un poco el ritmo en estos pocos días que nos quedan de este verano que termina. Cuidarme y descansar para afrontar con energías renovadas este mes de septiembre que se presenta repleto de moda, desfiles, reencuentros, nuevas colecciones, viajes.

Te animo a que hagas lo mismo. Si aún estás de vacaciones en algún destino paradisíaco, ¡enhorabuena, disfrútalo! Si no, saca al menos el tiempo necesario para regalarte una visita a algún SPA de tu ciudad, masaje relajante incluido. Mientras tanto te dejo con una galería de imágenes muy evocadoras que seguro que te ayudan a olvidarte del estrés.

Imágenes | StyleSaint

6 respuestas a “Baja el ritmo que (todavía) es verano

  1. ¿Cómo que no eres una emprendedora? Te has decidido a emprender tu propio camino eligiendo algo que te apasiona. Disfrutas cuando las cosas van bien y disfrutas un pelín menos cuando las cosas se ponen complicadas…qué te falta para ser emprendedora? Gracias por enlazarnos, Carmen! Qué vaya bien ese ritmo light que te has propuesto para terminar agosto y empezar la mítica “vuelta al cole”. Besos desde Emprendepymes.es

    Me gusta

¿Charlamos sobre esto? :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.