Cómo doblar abrigos y toallas

Cómo doblar toallas y anoraks o chaquetones para que ocupen poco espacio

Una de las reglas de oro a la hora de hacer la maleta si queremos viajar ligeros de equipaje es la de llevar siempre puestas las prendas más voluminosas, como los abrigos o chaquetones. Pero esto puede ser un poco incómodo si por ejemplo estamos viajando desde un país con un clima muy cálido. Aunque haga frío en nuestro destino y vayamos a necesitar abrigarnos al llegar allí, puede que no estemos dispuestos a pasar calor cargando con nuestro anorak en brazos durante todo el viaje.

En esas ocasiones toca usar un poco el ingenio para doblar nuestros chaquetones de forma que ocupen el mínimo espacio posible dentro de nuestra maleta, y eso es precisamente lo que os muestro en mi último Cosmoclip.

En este vídeo os muestro también una forma de enrollar toallas con el mismo propósito, por si alguna vez os toca llevároslas con vosotros. Todas estas ideas se pueden aplicar también para cuando guardamos la ropa de invierno si nuestro armario no es demasiado espacioso (o si ya lo tenemos demasiado lleno, que suele ser lo más habitual).

Ver en Cosmo cómo doblar abrigos y toallas

¿Qué os parecen estas formas de doblar abrigos y toallas? ¿Tenéis algún truco para que no os ocupen demasiado en el armario o en la maleta?

Trucos caseros con cubitos de hielo

Trucos caseros y de belleza usando cubitos de hielo

Hace algún tiempo compartí con vosotros este vídeo en el que os mostraba algunos trucos de belleza para los que lo único que necesitábamos era un poco de agua caliente. Esta semana me voy al extremo contrario y os enseño algunas cosas muy útiles que podemos hacer utilizando tan solo algunos cubitos de hielo. Espero que este Cosmoclip os parezca interesante.

Ver en Cosmo vídeo trucos con cubitos de hielo

¿Conoces algún otro truco usando cubitos de hielo? ¡Cuéntamelo en un comentario! 🙂

2 trucos con tónico facial

2 formas alternativas de usar tu tónico facial

Sé que no es lo ideal, pero yo el paso del tónico suelo saltármelo muy a menudo. La excepción suele ser cuando quiero preparar la piel en profundidad para hacerme por ejemplo un maquillaje especial, para alguna fiesta o evento, que quiero que me dure muchas horas. Por culpa de esta dejadez, sumada a mi impulsividad a la hora de hacer ciertas compras —los 3×2 de Superdrug son mi perdición—, en más de una ocasión me he encontrado con algún bote olvidado de tónico abierto a punto de caducar.

Como no me gusta tirar nada, si me veo en esa situación, me pongo como loca a investigar e inventar formas alternativas de aprovechar hasta la última gota del producto en cuestión. Así que de eso precisamente va mi último Cosmoclip, de dos maneras diferentes de utilizar tu tónico facial que probablemente no conocías.

2 hacks de belleza con tu tónico facial - ver vídeo en Cosmo

2 formas de llevar un pareo como un vestido

2 formas de atarse el pareo para que parezca un vestido

Aunque este verano de 2019 tiene ya los días contados, aún queda quienes aprovechan hasta el último día de playa o incluso quienes prefieren guardarse todas sus vacaciones para septiembre para evitar encontrarse con sus destinos favoritos demasiado masificados. Estés en el grupo que estés, si eres de las incondicionales del pareo y te gusta darle un toque original incluso a tus looks playero-piscineros, seguro que sacas partido a este nuevo Cosmoclip.

En él te explico paso a paso dos formas de anudar nuestro pareo con la ayuda de una pulsera rígida para que parezca un vestido palabra de honor y uno con escote halter respectivamente. Disfruta de los últimos coletazos del verano y no te olvides del protector solar.

Ver en Cosmo vídeo 2 formas de llevar un pareo como un vestido

Cómo desenredar nudos en cadenitas y colgantes

La del layering es una tendencia que nos acompaña ya desde hace varias temporadas y que hemos podido ver en muchas versiones diferentes en multitud de publicaciones de moda. Desde aquellas más sutiles en las que dos o tres cadenas delicadas de diferentes largos adornan el escote, hasta aquellas en las que da la sensación de que la protagonista del look no sabía muy bien qué ponerse esa mañana y decidió no complicarse y ponerse todo lo que tenía en el joyero.

Miley Cyrus layering necklaces
Vía Instagram @MileyCyrus

Yo me inclino más por la vertiente sutil —no todos tenemos el arrojo suficiente para por ahí a lo Miley Cyrus—, pero si alguna pega tienen las cadenitas finas y delicadas es que se enredan una barbaridad, tanto cuando las llevas puestas como cuando las guardas o las llevas en la maleta o donde sea.

Y precisamente por ser tan finitas tienen muchas más probabilidades de deformarse e incluso romperse si no deshacemos estos nudos con muchísimo cuidado. Como yo ya he tenido que pasar varias veces por ese trance, en mi último Cosmoclip he querido contaros cuáles son los trucos de los que yo suelo echar mano para desenredar mis cadenas y colgantes rápidamente y sin que se estropeen. ¡Espero que os resulte útil!

Ver en Cosmo truco para desenredar cadenas y colgantes

Trucos para que no se enreden los auriculares

Trucos para que no se enreden los auriculares en el bolso

A pesar de que los fabricantes de móviles nos empujan cada vez más hacia los auriculares BlueTooth a base de quitarnos el conector mini jack en los nuevos dispositivos, somos muchos los que, por un motivo o por otro, seguimos usando auriculares con cable en nuestro día a día. En mi caso, aunque tengo unos SkullCandy BlueTooth maravillosos, al ser estos de diadema no me parece demasiado práctico llevarlos siempre conmigo en el bolso. Por eso los dejo reservados para usar en casa o para los viajes en avión, por ejemplo.

Para el resto del tiempo no me queda más remedio que tirar de adaptadores para suplir la falta de conector mini jack y seguir usando unos EarPods, que son los que más cómodos me resultan. Pero uno de los problemas que tienen este tipo de auriculares es que parece que tienen vida propia y que se mueven por su cuenta dentro de la mochila: siempre acaban hechos un lío y muy enredados si te descuidas un poco.

Y como sé que este es uno de esos pequeños dramas cotidianos del primer mundo que sufrimos la mayoría, en mi último Cosmoclip he querido reunir una serie de trucos caseros y consejos para evitar que nos ocurra. ¡Espero que os guste!

Trucos para mantener el bolso ordenado

Ideas para mantener tu bolso siempre organizado

Como me gustan los bolsos grandes siempre termino llenándolos de cosas que no necesito, y supongo que esa es la causa principal de que me pase la mayor parte del tiempo con los hombros doloridos. Además, cuantas más cosas acumulo, más difícil me resulta encontrar lo que ando buscando cada vez que meto la mano en el bolso. Y eso por no hablar de la pereza que me suele dar cambiarlo todo de un bolso a otro, por lo que al final casi siempre acabo usando el mismo todos los días.

Hace poco me propuse obligarme a mí misma a llevar bolsos más pequeños con el objetivo de llevar encima solo lo indispensable, y debo reconocer que no lo estoy haciendo del todo mal porque llevo un par de meses apañándome con bandoleras un poco más discretas para el día a día.

Pero hay ocasiones en las que no queda más remedio que echar mano de un bolso más grande, sobre todo si vamos a viajar o si vamos a trabajar y tenemos que llevar con nosotros documentos, o tablets y cargadores. En esos casos es imprescindible hacer un esfuerzo extra para mantenerlo todo bien ordenado y evitar que el caos reine en el interior del bolso, con el estrés añadido que eso puede suponer en algunas situaciones. Y para ello nada como estos trucos y consejos que os muestro en mi último Cosmoclip.

Peinados fáciles paso a paso trenza doble de 3 cabos

Trenza doble de 3 cabos: ¡perfecta para pelo fino y sin volumen!

No me enorgullece en absoluto admitir que me ha costado casi dos semanas terminar de deshacer por completo las maletas de mi boda-crucero, pero al menos ahora puedo decir que todo va volviendo poco a poco a su cauce y espero volver a tener más tiempo para escribir por aquí. Y menos mal, porque lo he echado de menos. Porque —aunque este blog acaba de cumplir la friolera de diez años— a mí me sigue haciendo la misma ilusión de siempre abrir el editor de WordPress aunque solo sea para saludaros y poneros un poco al día de mis andanzas por tierras británicas.

Pero lo que hoy os traigo no es un post de aventuras o viajes, sino el Cosmoclip que se publicó durante mi semana de vacaciones, y en el que os explico una variante —muy sencilla, os lo prometo— de la clásica trenza de tres cabos, que se convertirá en una de vuestras favoritas si, como yo, también tenéis el pelo muy fino.

¡Espero que os guste!

Ver en Cosmo - trenza doble de tres cabos paso a paso

Cómo cuidar tus gafas de sol para que te duren mucho tiempo

Tengo un problema importante con las gafas de sol: la gran mayoría me dan dolor de cabeza a los pocos minutos de llevarlas puestas, no importa lo caras o buenas que supuestamente sean. Tan solo hay tres marcas de todas las que he probado hasta ahora —que han sido muchas— con las que no me ocurre eso. Ni con la ayuda de todos los dependientes de ópticas con los que me he cruzado he sido por el momento capaz de averiguar el motivo.

Como mis opciones a la hora de encontrar gafas que pueda usar son limitadas, también me cuesta más encontrar modelos que me gusten. Así que, cuando por fin lo hago, intento cuidarlas todo lo que puedo para que me duren lo máximo posible en perfectas condiciones. Lo que sea con tal de retrasar cuanto esté en mi mano lo de ponerme a buscar gafas de sol nuevas.

La buena noticia es que, con cuidado y con un mantenimiento mínimo, nuestras gafas de sol pueden conservarse durante muchísimo tiempo como el primer día. Y precisamente de esos cuidados es de lo que os hablo en mi último Cosmoclip.

Ver en Cosmo consejos para cuidar las gafas de sol

 

Los errores más frecuentes al maquillarnos los labios

Los errores más frecuentes que cometemos al maquillarnos los labios

Dejando al margen a las profesionales del sector y a las auténticas adictas a la cosmética, tengo la sensación de que en lo referente al maquillaje la mayoría de las mujeres podemos dividirnos en dos grupos: las que disfrutan haciéndose un elaboradísimo ojo ahumado en cualquier ocasión y las que se sienten desnudas sin una pasada de su labial favorito. Porque esa es una de las reglas de oro del maquillaje: hay que elegir entre destacar los ojos o los labios, no se puede tener todo.

Yo obviamente me siento más identificada con el segundo grupo. Puedo prescindir por completo de las sombras de ojos —para mi día a día me basta con mi lápiz de cejas y mi máscara de pestañas, o a veces solo con uno de los dos—, pero soy de las que no sale de casa sin llevar al menos un par de barras de labios en el bolso. En mi cuarto de baño hay probablemente el triple de labiales que de sombras de ojos. Y los números no mienten, o eso dicen.

Así que, como buena aficionada que soy a maquillarme la sonrisa, creo que he cometido, en más de una ocasión, prácticamente todos los errores que se pueden cometer al hacerlo. Y esta semana los he recopilado en un nuevo Cosmoclip para que toméis nota y no caigáis en ellos vosotros también.

Ver en Cosmo errores frecuentes al maquillarnos los labios